Autor:

El Consejo Regional Wixárika por la Defensa de Wirikuta exigió a los gobiernos federal y estatal intervenir “lo más pronto posible” para ayudar a los ejidatarios y comuneros de los municipios Villa de Guadalupe, Charcas y Catorce a sofocar el incendio que ha deforestado más de 700 hectáreas de sus tierras ancestrales ubicadas en San Luis Potosí.

El Consejo manifestó que el pueblo Wixárika (wirrárika o huichiol) es una es “una cultura milenaria que año con año peregrina rumbo a Wirikuta donde se encuentran nuestras máximas deidades y es cuna de la sabiduría ancestral de nuestras comunidades”.

Es por ello que una brigada de sus comunidades wixaritari partió a los municipios señalados para brindar apoyo a las personas afectadas. El objetivo es colaborar a sofocar el fuego y llevar víveres a los comuneros y ejidatarios brigadistas.

Asimismo, el Consejo se deslindó de las acciones que otras organizaciones, como el Frente en Defensa de Wirikuta, Aho Colectivo, Nación Wixárika Unido, Chichimecas de la Región Norte del Altiplano Potosino, realicen “utilizando nuestra organización”.