Autor:

De las reformas antipopulares en materia de industria eléctrica de Carlos Salinas a la ley secundaria que permitía la participación de empresas privadas en la industria para su comercialización, se buscó desmantelar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Para ello, se le retiró la facultad de ser la única responsable de la producción, distribución y comercialización de energía y se le obligó a subsidiar a los productores privados. Y lo que siguió fue que exfuncionarios fueron contratados por empresas extranjeras como Felipe Calderón, destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Con la privatización de la industria eléctrica empresas extranjeras lograron contratos jugosísimos a costa de los mexicanos al incrementar el precio de la luz eléctrica, llegaron al colmo de contratar a funcionarios del gobierno federal, entre otros al expresidente Felipe Calderón a Iberdrola, algo nunca visto en el mundo”, subrayó

Durante su conferencia de prensa matutina celebrada en el Palacio Nacional, señaló que el gobierno de la cuarta transformación hoy pone orden porque “no queremos que sigan robando y ellos no quieren dejar de robar, ahí está el tema, se disfraza de que empresas producen energía limpia y que la CFE genera con combustibles contaminantes; que ellos son la modernidad, etcétera”.

En conclusión, dijo, con las modificaciones a la Constitución en energía eléctrica las grandes corporaciones y cadenas comerciales pagan tarifas más bajas que los consumidores en hogares con subsidios con dinero del pueblo que deben desaparecer, subrayó el mandatario en conferencia en Palacio Nacional.