Autor:

“Estoy seguro que es Constitucional”, señaló el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al referirse a los amparos concedidos por dos jueces para suspender la recién aprobada Ley de la Industria Eléctrica. Pero advirtió que promoverá una reforma a la Constitución en caso de que el Poder Judicial resuelva de fondo detener la normativa.

“Si jueces, magistrados y ministros determinan que es inconstitucional y que no puede proceder, enviaría yo una iniciativa de reforma a la Constitución, porque no puedo ser cómplice del robo, del atraco; no puedo aceptar que particulares dañen la hacienda pública y afecten la economía popular”.

Recordó que las privatizaciones en México “son sinónimo de corrupción” y que las empresas y servicios privatizados sirvieron para enriquecer a personajes aliados de los gobiernos pasados, en detrimento de la calidad de vida de las mayorías.

“Era una banda de cuello blanco. No perdían ni su respetabilidad. Decían que estaban haciendo negocios, cuando en realidad estaban robando”, señaló.

Dijo que desde la entrada en vigor de la reforma energética del sexenio pasado empezaron a aumentar los precios de la luz eléctrica, del diésel, de las gasolinas. Señaló que durante lo que va del presente sexenio no subirán los precios. Por el contrario, se protege a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).