Autor:

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó esta mañana que la gasolina magna más cara se registró en una estación de servicio de Chevron, ubicada La Paz, Baja California. El litro se vendió en 21.39 pesos. Además, una estación de Shell en Iztapalapa, Ciudad de México, vendió la gasolina premium más cara: 22.90 por litro.

Durante la conferencia de prensa matutina encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en ausencia del presidente Andrés manuel López Obrador, quien se recupera de Covid-19, Sheffield Padilla también se refirió a los precios más baratos de los combustibles.

En el caso de la gasolina magna, una estación de Rendichicas, en Culiacán, Sinaloa, presentó el precio más barato, de 18.40 pesos por litro. Y en el caso de la gasolina premium, se registró en una estación de Torre Naranja, en Chihuahua, Chihuahua, de 18.99 pesos por litro.

El funcionario también informó que, a lo largo de la semana pasada, la Profeco recibió 407 denuncias y quejas ciudadanas por supuesto mal servicio o fraude en gasolineras. Por ello, se realizaron 227 verificaciones o visitas.

Señaló que en cinco gasolineras se impidió a los representantes de la Profeco realizar las inspecciones correspondientes. Advirtió que los inspectores regresarán a estos negocios con el apoyo de la Guardia Nacional; la Comisión Reguladora de Energía, la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, y la Fiscalía General de la República.