Autor:

Indígenas triquis de la comunidad de Tierra Blanca, Copala, en Oaxaca, se encuentran sitiados en su propia comunidad, de la que nadie puede entrar ni salir ante los ataques perpetrados día a día, desde el domingo pasado, por sujetos que portan armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. Se vive el mismo miedo y ataque que cuando trató de entrar la caravana humanitaria en 2010, narran.

El 27 de abril de ese año, un grupo de paramilitares emboscaron una caravana de paz que pretendía entrar al municipio autónomo de San Juan Copala. Minutos antes de llegar al lugar, los disparos de AK-47 o cuerno de chivo asesinaron Alberta Cariño Trujillo, directora del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (Cactus), y Jiry Jaakkola, observador de derechos humanos de origen finlandés, hirieron a más de una decena de personas y dos periodistas de este semanario permanecieron desaparecidos durante 3 días, huyendo de los ataques.

Hoy, en Tierra Blanca hay personas heridas que no pueden salir de la mixteca oaxaqueña y permanecen graves, a punto de la muerte: Pedro Velasco González, Aida Martínez y Janet Cruz. Un hombre en estado de descomposición que no puede ser enterrado. Dos muertos, una de ellas: María Juana Hernández. Miedo, zozobra e incertidumbre entre mujeres, niños y ancianos.

Quienes han sido desplazados de la región, llevan a cabo acciones simultáneas en reclamo de protección y justicia, frente al Senado de la República, en la embajada de México en Washington, acuden a los medios de comunicación, llaman en tono de súplica “porque ya está muy cabrón”, dicen.

“Alto a la masacre contra los indígenas triquis”, “Paramilitares del MULT [Movimiento de Unificación y Lucha Triqui] están masacrando y acorralando a nuestros hermanos triquis de MULTI [Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente] de la comunidad de Tierra Blanca”, “¿La masacre contra los triquis es la Cuarta Transformación”, se lee en cartulinas que levantan mujeres ataviadas con vestimenta originaria de la región.

Ayer, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se analizaría la situación para enviar a elementos de la Guardia Nacional. “Sí, siempre que hay necesidad lo hace la Guardia, lo está haciendo en Chiapas y se haría también acá, nada más se va a revisar, se va a analizar. Rosa Icela [Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana] ya está tomando nota sobre este tema”, dijo.

El primer mandatario indicó que “últimamente ya se estaba consiguiendo un acuerdo general para la pacificación, porque es una confrontación entre hermanos, se tiene que evitar y vamos a seguir en eso”. Movimiento de Unificación y Lucha Triqui