Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló esta mañana que el expediente fabricado por la agencia antidrogas estadunidense (DEA) contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda buscaba socavar la dignidad de México, algo que su gobierno no puede permitir.

Durante su conferencia de prensa matutina, el jefe del Estado mexicano consideró que “hay bastante comprensión del gobierno estadunidense” luego del tipo de expediente que armó su Agencia. “Ellos saben que no se puede poner en entredicho la credibilidad de un gobierno; ellos no aceptarían eso y tampoco nosotros. No es posible que se lleve a cabo una investigación con tanta irresponsabilidad, sin sustento, y que nos quedemos callados”.

El presidente de México señaló que, por ello, su gobierno no se podía quedar callado. Hubiera perdido autoridad y terminaría como como encubridor ante los ojos de los mexicanos y del mundo.

“Al mismo tiempo no podemos nosotros fabricar delitos a nadie. De modo que lo que hicimos fue lo correcto. Es ético, independientemente del derecho, que tampoco se viola. Y un gobierno sin ética, sin moral, no es nada, no tiene ningún valor, ninguna fortaleza.”

López Obrador dijo que, por ello, se dio a conocer el expediente de manera íntegra “sin esconder nada” para que a la vista de todos se confirmara que no hay elementos para procesar al exsecretario de la Defensa Nacional por estos hechos y que se fabricaron delitos.

“Independientemente de quién sea la persona, nosotros debemos de actuar con rectitud, con apego a la verdad y a principios.”

Señaló que la posición de México ha sido entendida por Estados Unidos, tanto por el gobierno saliente de Donald Trump como por el entrante de Joe Biden. “Quienes están rasgándose las vestiduras son los conservadores de aquí. Hay periodistas y expertos que hasta parecen agentes de organismos extranjeros”.

Insistió en que el expediente está en redes para que todos puedan analizarlo y formarse un criterio. “Si no lo damos a conocer, entonces se produce la sospecha”. Así cualquier persona interesada podrá corroborar cómo la DEA armó un expediente “sin profesionalismo, sin ética, y los corifeos empiezan a gritar como pregoneros”.

Reconoció que la revelación del expediente armado por Estados Unidos es un hecho inédito. “Así lo exigían las circunstancias porque está de por medio el prestigio de México y ningún grupo, ningún gobierno extranjero puede socavar la dignidad y el prestigio de nuestra nación; somos un país independiente, libre, soberano y estamos llevando a cabo una transformación”.