Autor:

Aumentar los impuestos a la “minería depredadora” solamente legitima la depredación, advierte la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA). Lo anterior, a dos días de que legisladores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentaran una iniciativa en la Cámara de Diputados para incrementar la carga impositiva a la exploración, explotación y venta de minerales, oro, plata y cobre, en México.

“Hay un grave equívoco en pretender resolver la pretensión minera del despojo de los territorios exigiendo a  las empresas que paguen más impuestos al erario público. En efecto, las empresas extractivistas se han  beneficiado de las ridículamente mínimas tasas impositivas fijadas por el Estado mexicano a sus actividades, en un ordenamiento fiscal que ha sido estructurado para su ventaja económica, a un grado tal que sólo  demuestra el servilismo de los legisladores y gobernantes que han permitido ese estado de cosas, quienes por  años han doblado dócilmente el espinazo ante los intereses particulares de esas empresas a costa del bien  común”, dice la organización a través de un comunicado.

La REMA, que apunta a que se elimine la minería a cielo abierto, señala que el Servicio  de Administración Tributaria (SAT) no debe ser “convertido en un cómplice del despojo”. Señala que “ponerle precio  a la vida, al bienestar, a la salud y a la economía local mediante una tarifa fiscal, cualquiera que ésta sea, es  legalizar la muerte, porque los impuestos no previenen las afectaciones ineludibles, documentables e  irreversibles que la megaminería tóxica genera en los territorios donde se instala. Los impuestos no impiden  que se agujere la tierra, que se dispersen los contaminantes en el agua y el aire, no revierten las enfermedades  y muertes por contaminación, ni reparan las heridas del divisionismo, del desarraigo y de la violencia que  conllevan las explotaciones de la megaminería”.

Te puede interesar: “Preocupante” que la Corte avale Ley Minera contra pueblos indígenas: Semarnat