Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador avaló la exoneración del general Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, acusado por las autoridades estadunidenses de vínculos con el narcotráfico y detenido en aquel país el 15 de octubre del año pasado.

Ayer la Fiscalía General de la República (FGR), encabezada por Alejandro Gertz Manero, tomó la resolución de considerar que no hay elementos para juzgar al general Cienfuegos, “ya que se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas; y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”, informó a través de un comunicado.

Durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador expresó que “es un asunto que le correspondió a la Fiscalía resolver pero de una u otra manera tiene que ver con el gobierno que represento, es una decisión que toma la fiscalía pero que el gobierno que represento secunda, avala, respalda”.

“Nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, la corrupción pero también que no pueden haber represalias, venganzas y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe actuar de esa manera, trátese de quien se trate. Lo más importante es la verdad y la justicia”, expresó el mandatario desde Palacio Nacional.

La Fiscalía precisó que “tampoco se encontró prueba alguna de que hubiera utilizado ningún equipo o medio electrónico, ni que hubiera emitido orden alguna para favorecer al grupo delictivo señalado en este caso.

“Del análisis de su situación patrimonial y el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, no apareció dato alguno o síntoma de obtención de ingresos ilegales o acrecentamiento de su patrimonio fuera de lo normal, de acuerdo con sus percepciones en el servicio público”, indicó el documento emitido.

Si la Administración de Control de Drogas? (DEA por sus siglas en inglés), que es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas, “responde que sí tiene pruebas de otro tipo, lo daríamos a conocer”, expuso el primer mandatario.

Te puede interesar: Cienfuegos, a cambio del Mencho o el Mayo: Reuters