Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador expuso esta mañana que ningún producto en el país ha aumentado sus precios desmedidamente, en el contexto de la crisis económica provocada por la pandemia. Y se refirió a los incrementos que sí se han registrado: sólo 3.3 por ciento en tabaco, refrescos, gasolina y diésel.

También afirmó que en 60 días no sube la tortilla y que las gasolinas siguen por debajo del costo que tenían cuando inició su sexenio. Ello, es un deslizamiento de la inflación, pero no un aumento en términos reales, dijo en su conferencia en Palacio Nacional.

Además, el primer mandatario identificó a la corrupción, la pandemia y el agravamiento económico como los tres grandes retos para 2021. En este contexto anunció que no se cayó el consumo interno, el peso se recuperó, las remesas subieron 12 por ciento, el salario incrementó 15 por ciento, y en global desde que inició el presente gobierno 45 por ciento.

Asimismo, aseguró que la inflación está controlada en 4 por ciento anual. “En el caso del salario, cuando llegamos era de 88 pesos, el minino a partir de mañana es de 141 pesos en general. En la frontera de 88 a 213”.

El titular del Ejecutivo federal comentó que las finanzas públicas cierran con buenos datos: hay una recaudación mayor en términos cuantitativos. En 2019 fueron 4 billones 557 millones de pesos y ahora 4 billones 87 mil, es decir, 82 mil millones más que el año pasado.