Autor:

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) aseguró que el Estado mexicano ha establecido medidas de reparación del daño para las víctimas de la Guardería ABC, entre ellas indemnizaciones económicas, apoyos mensuales, de salud, educativos, de vivienda y de gastos funerarios. Por lo que, dijo, la inconformidad de algunos estriba en que han exigido el pago de 10 millones de pesos por víctima directa y poco más de 3 millones por cada víctima indirecta.

“Solicitaron expresamente a la CEAV y a la Secretaría de Gobernación el pago de 10 millones de pesos por daño moral a cada víctima directa, así como 3 millones 375 mil pesos por cada víctima indirecta”, señaló en un comunicado. Y agregó que el universo de víctimas del incendio registrado ante la CEAV comprende 152 víctimas directas –entre menores fallecidos y menores y adultos lesionados– y unas 686 víctimas indirectas.

Al respecto, advirtió que “el pago que pretende este grupo de víctimas iría en detrimento del resto de víctimas del país, dado que equivaldría a aproximadamente siete veces el presupuesto anual para el pago de compensaciones y medidas de ayuda y asistencia que tiene la CEAV”.

También aseguró que “el cálculo que en esta administración hizo la CEAV para determinar los montos de compensaciones complementarias, estuvo basado en criterios objetivos y justos, que responden a los más altos estándares internacionales en materia de reparación como los del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. La CEAV asume sus obligaciones en materia de reparación integral del daño con pleno apego a la Constitución y a la ley, buscando siempre dar un trato igualitario a todas las víctimas del delito y de violaciones a derechos humanos que existen en México”.

Las reparaciones

La CEAV no indicó el monto que ha ofrecido a las víctimas como reparación, sólo indicó que se trata de una indemnización económica “por parte de un fideicomiso de la Secretaría de Gobernación; una reparación económica por parte de un fideicomiso constituido por la Fundación IMSS y el Gobierno de Sonora; así como de montos aprobados por Acuerdos del Consejo Técnico del IMSS; y compensaciones complementarias otorgadas como parte de la reparación del daño por parte de la Comisión”.

Éstas, detalló, incluyen: “daño moral a víctima directa; daño moral a víctima indirecta (padres, hermanos, abuelos, tíos, según sea el caso); lucro cesante o pérdida de la vida a víctima directa; gastos y costas; gastos de transporte, alojamiento y alimentación en equidad, y, en algunos casos comprobados, lucro cesante a víctima indirecta, daño físico a víctimas directa y daño patrimonial”.

Y aclaró que “el grupo de víctimas que se encuentra protestando en la Secretaría de Gobernación no está conforme con las medidas económicas recibidas por parte del Estado mexicano y ha solicitado montos mayores como parte de las compensaciones económicas complementarias otorgadas por la CEAV”.

Los apoyos

Aunado a las indemnizaciones económicas, la CEAV expuso que los apoyos económicos mensuales consisten en una “medida mensual vitalicia por parte del IMSS (el apoyo es otorgado a la madre y, a su fallecimiento, lo recibirán los menores lesionados o los hermanitos de menores fallecidos); y una medida mensual vitalicia a menores con lesiones incapacitantes que les impidan mantenerse por su propio trabajo al cumplir la mayoría de edad”.

Acerca de las medidas de salud, detalló que se brinda “atención médica en instituciones de salud distintas al IMSS, incluida la atención médica privada a los menores, sus padres, hermanos y abuelos; atención institucional vitalicia por parte del IMSS a menores lesionados; costos relacionados con traslados, hospedaje y alimentación para atención médica en México y, en el caso de menores lesionados, también en el extranjero; Seguro de Salud para la Familia (núcleo familiar); costo de auxiliares de diagnóstico médico (núcleo familiar); 6. Medida equiparable a pensión garantizada cuando no tengan pensión por invalidez; atención psicológica y psiquiátrica institucional; y apoyo para pago de energía eléctrica y gastos de mobiliario y equipo a personas lesionadas si ello lo indica una prescripción médica”.

Las medidas educativas también fueron desglosadas: “becas educativas a menores lesionados, otorgadas por el IMSS (de primaria a nivel superior); y pago de colegiatura en colegios privados, de primaria a nivel superior, a menores lesionados y sus hermanos, cubierto por CEAV y el gobierno de Sonora (en algunos casos)”.