Autor:

¡Otra danza es posible!

Las y los bailarines participantes del primer CompArte danza “Bailate otro mundo” –celebrado hace un año en tierras autónomas zapatistas– refrendaron su solidaridad con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) por su 37 aniversario. Esto, mediante abrazos bailados y apalabrados desde distintas geografías.

En una carta, los participantes dijeron que “desde nuestras geografías y modos, que los recordamos con amor, admiración y cariño”. Les hicieron saber que “no les olvidamos y están presentes en nuestra lucha por otra danza posible”. Agradecieron, también, el haberles recibido en “su tierra digna”. “Sepan que no están solas ni solos. Gracias siempre. ¡Viva la danza!”

En la inauguración de la jornada de video-saludos, las bailarinas Adriana Portillo e Irasema Serrano indicaron: “acá en la ciudad cemento, a veces, se nos olvida que somos tierra. A veces, se nos olvida que somo hermanas. A veces, se nos olvida que nuestras palabras son flor; que nuestras memorias y ancestros nos sostienen. A veces de este lado se nos olvida que la batalla no es por capricho, sino por la dignidad”.

Portillo y Serrano recordaron que “el camino es largo pero no imposible” para lograr victoriosa la batalla por la dignidad. Además, dijeron reconocerse en las miradas, palabras, risas de los “compas” zapatistas; se miran en los árboles, en los rayos de sol, en las montañas y el humo de café “allá arriba, en el caracol”. Y se escuchan en “las risas de las niñas con pasamontañas cuyos ojos brillas sin pudor ni miedo”. Con el viento y la distancia obligada por el confinamiento para prevenir los contagios de Covid-19, los celebraron: “que el corazón, el pensamiento y la lucha crezca: siempre abajo y a la izquierda, compas”.

La compañía Barro Rojo. Arte Escénico, a través de su directora Laura Rocha, manifestó el apoyo al EZLN en su aniversario, porque nosotros también creemos en un mundo más justo, más igualitario: donde no haya racismo ni ningún tipo de discriminación por cuestiones de raza, creencias, preferencias. Donde sean respetados los derechos de las mujeres, sobre todo, el derecho a la vida. También pugnamos por el derecho a la tierra, a la vida, a la vivienda, educación, salud y empleo donde esté expulsada la violencia y la injusticia. Un mundo, donde quepan todos los mundos”.

Entre los saludos bailados se encontraron los enviados por Fluir. Revista de danza contemporánea, quien interpretó una pieza mediante una danza bailada con los dedos y en ellos zapatistas con el típico pasamontañas y estrellas rojas. En su video, el bailarín Fabian, en compañía de los pequeños Dante y Rithke, dijo haber grabado la pequeña danza “con todo nuestro cariño y respeto”.  Y lamentó que por las circunstancias en las que atraviesa México y el mundo no hayan podido bailar juntos.

Desde Morelos, afirmó que pese la distancia, el equipo de Fluir continúa en la danza de construcción de un mundo mejor y parejo para todos”.

En su participación, la bailarina Argelia Guerrero Rentería agradeció al EZLN la experiencia de danzar en los caracoles, en el teatro y les recordó “que no están solos, que los llevamos en nuestro corazón y en nuestra danza. ¡Qué viva la danza y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional!”

Te puede interesar: La provocación al EZLN