Autor:

En el primer día en que la Ciudad de México regresó al semáforo rojo, usuarios de redes sociales reportaron cómo lucen las calles de la capital del país: plazas comerciales y comercios “no esenciales” permanecen abiertos; las calles, rebosantes de gente y ambulantes tendidos por doquier. 

 

Ello, a pesar de que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunciaron el viernes 18 de diciembre que la Ciudad permanecerá en semáforo rojo a partir de hoy 19 y hasta el 10 de enero, por el incremento de los contagios.

Además, la Autoridad del Centro Histórico recordó esta mañana en su cuenta de Twitter que “todas las tiendas del Centro Histórico deberán estar cerradas. Sabemos que es complicado, pero son herramientas para salvar vidas”. 

Los datos oficiales reportados en la página del gobierno de la Ciudad de México es que hay 277 mil 733 casos confirmados y 64 mil 673 casos sospechosos.

Los usuarios dieron cuenta mediante fotografías y tuits que la población continúa asistiendo a plazas comerciales como Oasis Coyoacán, Plaza Oriente, el tianguis del Chopo, calles aledañas de Sullivan, Mizcalco, Del Carmen, y República de Colombia. Es por eso que varios usuarios reclamaron a la jefa de gobierno actuar: “¿dónde quedó el ‘quédate en casa’?”, “todos están desobedeciendo el semáforo rojo en el Centro Histórico, ¡hagan algo!”, se lee en algunos comentarios en la red social.

La Autoridad del Centro Histórico dio respuesta a algunas denuncias y argumentó que están “en campo avisando y el comercio en vía pública lo está trabajando la Secretaría de Gobierno”.  

No obstante, un usuario publicó un video donde se ve a elementos del gobierno capitalino “observando el torrente humano dirigirse a los negocios no esenciales abiertos. A pesar de las cifras de Covid-19”.