Autor:

Los Lineamientos contra la violencia de género aprobados por el Instituto Nacional Electoral (INE) prevendrán conductas que vulneren y violenten a las mujeres no sólo en materia electoral en razón de su género, sino también en el ámbito personal, analizó el Instituto Belisario Dominguez. De tal manera que su objetivo es erradicar la violencia política y de género.

En el documento No más personas agresoras de mujeres en el poder: Lineamientos del INE contra la violencia de género en el proceso electoral 2020-2021, se detallan los puntos a cumplir. El primero establece que al menos el 40 por ciento del financiamiento público de las campañas deberá otorgarse a las mujeres, así como el tiempo en radio y televisión. Esto, ya que se reconoce que una de las violencias más comunes es la política, dado que los partidos no les facilitan recursos, ni tiempo en los medios de comunicación señalados, con base en ONU Mujeres. Lo que “fomenta la desigualdad” genérica.

Otro punto a destacar de los lineamientos está el de que los partidos políticos deberán verificar el Registro Nacional de Personas Sancionadas en México en materia de Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género  para verificar que quienes se quieran postular a una candidatura no estén condenadas por haber cometido violencia política contra alguna mujer o que estén señalados por no “tener un modo de vida deshonesto de vivir”.

Asimismo, el documento señala sobre los ambientes libres de violencia al interior de los partidos que para garantizarlos, éstos deberán conocer, investigar y sancionar, así como reparar y erradicar conductas toda clase de violencia política contra las mujeres. Además de que deben establecer y promover en sus documentos básicos los derechos humanos de las mujeres reconocidos de manera constitucional y a nivel internacional en los tratados de los que México es parte.

Los lineamientos establecen también que de manera anual, los partidos políticos deberán presentar ante la Comisión de Igualdad del INE informes sobre las acciones emprendidas en materia de género, mismos que incluirán los resultados del cumplimiento de objetivos de su programa de trabajo, además de dar cuenta de los casos registrados en materia de violencia política de género. Por lo que deberán informar sobre las omisiones y acciones para prevenir, combatir y atender este tipo de violencia.

Otro punto que destaca en lo aprobado por el Instituto Nacional Electoral es que cualquier aspirante a una candidatura presente su 3 de 3 contra la violencia de género, en donde manifieste de buena fe y bajo protesta de decir verdad que no ha sido condenada o sancionada mediante una resolución. Los casos que debe jurar no haber cometido son: violencia familiar y/o doméstica, o cualquier agresión de género en el ámbito público o privado; haber perpetrado delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal; ser deudor alimentario.

En caso de mentir y se verifique la falsedad de lo dicho, el INE podrá presentar una denuncia por delito de falsedad ante las autoridades competentes, distintas a la judicial. Además de determinar el incumplimiento de los requisitos totales para ser candidato.