Autor:

El Consejo Ejecutivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) adoptó, este día y por consenso, la iniciativa mexicana contra el odio y la discriminación racial, que este país promovió en noviembre del año pasado, tras el ataque dirigido en contra de personas mexicanas en El Paso, Texas.

Como se recordará, el 3 de agosto de 2019 un joven blanco supremacista entró a una sucursal Walmart de El Paso, cercana a la frontera mexicana, y disparó contra las personas, en especial contra connacionales. En el ataque, 22 personas fueron asesinadas y 24 más, incluidos menores, resultaron heridas.

Al respecto, la iniciativa que se presentó a la Unesco –denominada “Eliminación de la discriminación racial, el odio racial y los crímenes de odio racial en el mundo”– busca frenar los actos de violencia que tienen su origen en los discursos de odio y la discriminación racial en todo el mundo.

Al adoptarla, la Unesco reconoció “la importancia de mantener vivo su compromiso para combatir el odio y el racismo, uno de los problemas más importantes que enfrenta la comunidad internacional”, expuso la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Agregó que la organización dedicada a promover la coexistencia y el diálogo entre culturas, “luchará a lo largo del año próximo, a través de sus Institutos, Oficinas Regionales, y áreas de influencia, contra este flagelo mediante la cooperación internacional, centrándose en grupos vulnerables como los jóvenes y las mujeres. La cultura y la educación son, sin lugar a dudas, herramientas preventivas que pueden crear conciencia sobre los efectos negativos que el odio y la discriminación tienen en la comunidad internacional”.

Además indicó que, por su parte, México continuará respaldando a la Unesco “en este importante desafío que no solamente vulnera los valores que compartimos sino que pone en peligro a vidas humanas”.

Te puede interesar: Odio y locura en la frontera de México