Autor:

Por falta de pagos de las prestaciones correspondientes al fin de año, trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) preparan cierre escalonado de museos y zonas arqueológicas recién abiertas, en caso de no obtener respuestas favorables de las autoridades, aseguró Carlos Hernández Carrillo, secretario general del Sindicato.

El cierre se realizará en museos como el Nacional de Antropología –en la Ciudad de México– y la Alhóndiga de Granaditas –en Guanajuato–; y las zonas arqueológicas contempladas son las de Tulúm –en Quintana Roo– y Palenque –en Chipas.

El universo de trabajadores de base a los que no se les ha pagado aún asciende a 4 mil, explica Carlos Hernández a Contralínea: son alrededor de 2 mil 800 administrativos, técnicos y manuales; pero “la problemática va mucho más allá, porque también están en la misma situación el sector de investigadores de la institución, que son alrededor de 600 arquitectos conservadores y restauradores”.

Las prestaciones que se les adeudan, de acuerdo con el Sindicato, son el 1.8 por ciento de incremento a prestaciones socioeconómicas retroactivo al 1 de febrero del 2019; el 3.4 por ciento de incremento salarial retroactivo al 1 de noviembre de 2020; la despensa INAH, que se debió pagar la segunda quincena de noviembre como lo establece el convenio de prestaciones socioeconómicas vigentes; y el 10 de diciembre deben pagar en la nómina las últimas prestaciones de fin de año.

La falta de pago se debe a la parálisis operativa en la que se encuentra el Instituto y por la “deficiente” gestión administrativa de la Secretaría de Cultura –de la que pertenece el Instituto–, considera Elda Alrubio, secretaria de difusión del Comité Ejecutivo del Sector INAH.

Al respecto, denunció Alrubio que la Secretaría “no ha hecho las solicitudes a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo correspondiente al salario y prestaciones de los trabajadores, mismas que deben ser otorgadas por ley y obligación”.

Asimismo, Hernández Carillo dijo en rueda de prensa que desde el primer año de la adición del INAH a la Secretaría de Cultura, en 2016, los trabajadores se han enfrentado con el retraso del pago de sus prestaciones por el presupuesto insuficiente otorgado a la institución.

Ello, aunque en los artículos 3 y 4 transitorio de la ley establecen que todos los derechos laborales en el tránsito administrativo serían respetados y garantizados, observó el secretario general del Sindicato del INAH.

La asignación presupuestaria insuficiente no es la única razón, aseguró Carlos Hernández: el contexto de pandemia y la crisis económica que atraviesa México también lo es, porque ha recrudecido la situación del INAH desde hace tres décadas, misma que provocó un déficit de 1 mil 100 millones de pesos, sumados a los 750 millones reducidos en el presupuesto asignado para 2021.

Ante ello, el Sindicato exhortaron a los tres niveles de gobierno resolver la problemática que afecta a los 4 mil trabajadores.

Te puede interesar: Denuncian que el INAH es poco crítico frente a megaproyectos federales