Autor:

El opinador Carlos Marín se convirtió en tendencia de Twitter luego de arremeter en su columna Asalto a la razón–en el periódico Milenio contra youtubers que asisten a la conferencia presidencial mañanera, en particular contra Juncal Solano.

“Pseudoperiodista”, “fantoche”, “desprestigiado”, “chayotero”, “corrupto”, “obsoleto orgánico” fueron algunos de los insultos que recibió el columnista, luego de que publicara el 27 de noviembre pasado que los “periodistas digitales” cumplen el sucio papel de alcahuetes de la Presidencia de la República, y tienen la encomienda de limitar y obstaculizar el trabajo de reporteros que, según su visión, son genuinos.

En su columna titulada “‘Periodismo’ infame”, Marín señaló que “en sus ‘noticiarios alternativos’, estos ‘informadores’ glosan, interpretan, exageran, tergiversan y reinventan lo que sea que se parezca o suene afín al discurso presidencial. Representativa de la nueva normalidad periodística es la joven jalisciense Juncal Solano, a quien en las redes citan como influencer o youtuber. Para ella, ‘hacer preguntas a [Andrés Manuel] López Obrador es increíble’”.

Luego de eso, su nombre figuró en centenas de mensajes en la red social, la mayoría en defensa de los youtubers, en particular de Juncal, que también figuró como tendencia. Otros mensajes también se emitieron a favor del opinador y en contra de los “alternativos”.

Te puede interesar: Presidencia entrega documentos de relación comercial del gobierno de Peña con periodistas