Autor:

La minuta que reforma la Ley de Disciplina Financiera en las Entidades Federativas y los Municipios avanza en el Senado de la República: la Comisión de Hacienda y Crédito Público aprobó el dictamen que busca agilizar los “esquemas administrativos de estados y municipios, atender de mejor manera la actual emergencia sanitaria y apoyar a la reactivación económica nacional”.

La minuta incorpora herramientas para que las entidades federativas fortalezcan el manejo de sus finanzas y atiendan a la población sin generar mayor endeudamiento.” Además, establece medidas transitorias para apoyar a los estados en la atención de la pandemia y se fortalecen las opciones de los gobiernos locales para la reactivación económica, de cara a la presente situación económica”, informó el Senado en un comunicado.

Asimismo, indicó que ese nuevo marco normativo impulsa el desarrollo sostenible, la generación de empleo y bienestar en la población mediante el fortalecimiento de proyectos de infraestructura que cuenten con asistencia técnica para el desarrollo, y permite redirigir los recursos presupuestados en materia de desastres naturales para la atención de contingencias o emergencias sanitarias.

Para los senadores, este proyecto de decreto “otorga mayor claridad y certeza jurídica en el ejercicio de las transferencias federales etiquetadas, fundamentalmente aportaciones federales y recursos ministrados a través de convenios, ya que aclara los momentos contables para su devengo y pago”.

Nueva Ley de Remuneraciones para funcionarios

La Comisión de Hacienda también avaló la minuta que abroga la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de noviembre de 2018, y que expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

De acuerdo con el Senado, “la nueva ley incorpora elementos objetivos que permiten fijar la determinación de las remuneraciones de los servidores públicos. Realiza una determinación de los parámetros de adecuación en la remuneración, proporcionalidad y la responsabilidad de quien ejerce el cargo”.

Además contribuirá a la construcción de un poder público racional y austero, generando ahorros que han de ser empleado en beneficio de la sociedad.

Te puede interesar: Prepara UIF el cuarto golpe a las finanzas de los cárteles del narcotráfico