Autor:

La doctora Virginia Ilescas Vela, profesora de la Universidad del Istmo (Unistmo), campus Ixtepec, denuncia que el vice-rector académico de esa institución, Israel Flores, la amenazó de “feminicidio” [muerte], en supuesta represalia porque acompañó casos de violencia sexual contra estudiantes presuntamente cometidos por tres docentes de la institución.

El vice-rector “dio la orden a los guardias de la Unistmo que si yo me acerco me lo impidan, aún usando las armas, ya que son policías armados; que le avisen para escoltarme personalmente en cuanto me atreva a acercar al plantel. Esto es una amenaza directa para privarme de la vida; es una amenaza de feminicidio”, dice a Contralínea.

La doctora Virginia Ilescas califica este acto como intimidatorio: una “venganza” de la Universidad, un mensaje para “quien se atreva a denunciar [que] se calle la boca o le pasará lo mismo que a mí”.

La orden del vice-rector se dio en el contexto en el que la profesora-investigadora de tiempo completo fue notificada –el pasado 17 de noviembre–, vía electrónica (no de manera legal), del oficio de rescisión de la relación de trabajo que había iniciado en octubre de 2015. El motivo para terminar la relación laboral fue ejercer la docencia en la Universidad Ortega y Gasset a la par que en la Unistmo, de acuerdo con el documento número 445/VRA/UNISTMO/2020, del que este semanario tiene copia.

Ante ello, el Pleno del Consejo Académico “considera que su actuar ha sido deshonesto, ocasionando con ello una falta de probidad para la Universidad del Istmo, ya que ha violado las obligaciones contenidas en las cláusulas segunda, cuarta y décima segunda del contrato individual de trabajo de fecha 8 de abril de 2016 […]”, dice el correo electrónico firmado por el licenciado José Luis Ayala Álvarez, abogado general de la Universidad.

Ilescas Vela explica que la “exclusividad” se apega al contrato laboral, el cual indica “que mi jornada es de lunes a viernes, de 8 am a 1 pm y de 4 a 7 pm, a excepción de periodos vacacionales. Las actividades que sean en esos horarios sí hay que notificarlas a la Unistmo”. No obstante, aquellas de las que Ilescas Vela es acusada, refiere, no han afectado su horario laboral: “tengo todas mis asistencias en el horario que el contrato señala, de lo contrario me habrán podido despedir por inasistencias o retardos consecutivos como cualquier empresa y ese no es mi caso”.

En respuesta al correo recibido, la profesora respondió que no ha sido legalmente notificada “de una supuesta terminación de relación laboral con la UNISTMO”; por lo cual, se reservará el derecho de “acudir ante las autoridades competentes, a demandar lo que en mi derecho procede, ante la evidente violación a mis derechos humanos y laborales”. Además, continuará realizando sus actividades laborales.

La académica critica que a diferencia de lo ocurrido con ella, los tres profesores –de la licenciatura en derecho y de la maestría en derecho de la energía– acusados de presuntamente cometer abuso y hostigamiento sexual contra estudiantes, continúan impartiendo clases. Ello, a pesar de uno de ellos fue imputado, el 10 de octubre pasado, por el delito de hostigamiento sexual.

Te puede interesar: Feministas exigen destitución de profesores hostigadores sexuales de la Unistmo

 

Leave a Reply