miércoles 2, diciembre 2020

Autor:

México manifestó a las autoridades de Estados Unidos su descontento –en dos ocasiones– respecto de la captura y vinculación a proceso penal en contra del general Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña, explicó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

La primera vez fue el pasado 25 de octubre, cuando Ebrard se reunió con el embajador Christopher Landau para manifestarle la inconformidad respecto de la captura, porque no le fue informada la investigación en torno al caso ni se le hizo partícipe al país en el intercambio de información.

Agregó en la conferencia presidencial que al siguiente día habló por teléfono con William Barr, fiscal federal de Estados Unidos, en esos mismos términos; además de que se envió una nota diplomática de extrañamiento por este mismo caso.

Al hacer un recuento de este caso, Ebrard recordó que el general fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles el pasado 15 de octubre, e indicó que desde ese momento en el que la Secretaría de Relaciones Exteriores se enteró se empezó a mantener comunicación con las autoridades del vecino país.

Agregó que Estados Unidos tiene que respetar la soberanía de México, que es la base de la cooperación en materia de combate al crimen organizado.

Ebrard aseguró que el fiscal general estadunidense fue atento y comprendió la postura de el país, de que cuando se investigue a un alto funcionario mexicano se tiene que informar. Y reconoció tener confianza en las autoridades de México.