miércoles 2, diciembre 2020

Autor:

El Ejército Mexicano y la Secretaría de la Defensa Nacional no presionaron al gobierno federal en el caso del general Salvador Cienfuegos Zepeda, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. “No lo permitiría”, advirtió en su conferencia de esta mañana.

Al respecto, aclaró que la postura de México de pedir a las autoridades estadunidenses que se desistieran de los cargos penales por presunto narcotráfico en contra de quien fuera secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto se debió a que el gobierno de Estados Unidos estaba violando los acuerdos de cooperación, que establecen que este país debe ser informado sobre investigaciones de este tipo.

Y es que el primer mandatario aseguró que Estados Unidos no informó previamente del caso, sino que 15 días antes de la detención la embajadora Martha Bárcena recibió datos informales de que se estaba investigando al general; y el día de la captura, el 15 de octubre pasado, el embajador de Estados Unidos en México llamó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para notificarle.

López Obrador recordó que éste es un país soberano y por ello, señaló, era muy importante que se hicieran respetar los acuerdos de cooperación en materia de combate al crimen organizado, que se firmaron desde 1992.

Asimismo pidió tener confianza en la Fiscalía General de la República, y advirtió que en su gobierno no se fabricarán culpables.