jueves 3, diciembre 2020

Autor:

Los órganos de investigación de Estados Unidos, como la Agencia Antidrogas (DEA, por su sigla en inglés), “fueron rebasados por la forma precipitada en la que se detuvo al militar mexicano”, afirmó el senador Ricardo Monreal Ávila en referencia al caso del general Salvador Cienfuegos Zepeda, quien este día ha quedado en libertad para sujetarse a una investigación en México.

El exsecretario de la Defensa Nacional –durante el gobierno de Enrique Peña Nieto– fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles, California, el pasado 15 de octubre, bajo acusaciones penales hechas por la DEA de supuestamente corromperse para beneficiar al cártel del H2, aliado de los Beltrán Leyva. No obstante, a solicitud del gobierno mexicano, ayer el Departamento de Justicia pidió a la jueza de la Corte del Distrito Este de Nueva York desestimar los cargos, y esta mañana la juzgadora aceptó.

Para el senador Monreal, “fue tan rápida esa acción que se alimentaron especulaciones y condenas anticipadas, muy desafortunadas”. Por ello señaló entre las inconsistencias del caso que “se violó el debido proceso y la presunción de inocencia del general”.

El legislador aseguró que en la liberación del exsecretario Cienfuegos no hay un acuerdo político. Y recordó que viene a México deportado y enfrentará una investigación en su contra, y en su caso un juicio.

Monreal Ávila consideró necesario se le garantice al general el debido proceso como establece la Constitución, así como el principio de presunción de inocencia: “nadie puede ser culpado por nadie sin que exista un juicio con debido proceso y con pruebas”.

Y descartó que detrás de este caso haya habido una negociación entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo Donald Trump, a cambio de no felicitar a Joe Biden ni reconocer su triunfo.

A los “futurólogos” y “rumorólogos” les recordó que siempre ha habido respeto por las Fuerzas Armadas, y que las “sentencias condenatorias a priori no tienen ninguna justificación ni sustento”.