Autor:

En México no hay orden de aprehensión contra el general Salvador Cienfuegos Zepeda, por lo que quien fuera secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto ha quedado en libertad, confirman fuentes del Poder Judicial consultadas por Contralínea.

Ello, luego de que esta mañana la jueza que llevaba el caso en una corte del Distrito Este de Nueva York, Estados Unidos, admitiera la solicitud del Departamento de Justicia de desestimar los cargos penales por presunto narcotráfico.

A diferencia del caso de Rosario Robles Berlanga –también secretaria de Estado en el gobierno pasado–, quien fuera detenida con una orden de aprehensión “oculta” tras comparecer por voluntad propia ante un juzgado federal que la requirió por su presunta implicación en la llamada “estafa maestra”, al general no le espera ninguna treta judicial similar cuando arribe al país.

Así, Cienfuegos Zepeda no pisará la cárcel cuando arribe en las próximas horas a territorio mexicano, al menos en tanto que la FGR no determine si hay elementos probatorios de responsabilidad. Ello, a pesar de que en Estados Unidos se le consideró una persona influyente en círculos de poder en México, capaz de evadirse de la acción de la justicia.

Aunado a esto, las autoridades mexicanas tampoco presentan un avance sustancial en la investigación que abrió la Fiscalía General de la República, luego de que el general Cienfuegos fuera detenido el pasado 15 de octubre en el aeropuerto de Los Ángeles, bajo acusaciones de haberse corrompido a favor del cártel del H2, aliado del Cártel los Beltrán Leyva. Y es que esta mañana el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que las evidencias en contra de Cienfuegos fueron entregadas a México el pasado 11 de noviembre.

El funcionario admitió que las áreas de inteligencia civiles –en particular la Unidad de Inteligencia Financiera– y militares no han investigado por su cuenta la posible vinculación del exsecretario de la Defensa con el crimen organizado.

 

Leave a Reply