sábado 5, diciembre 2020

Autor:

Integrantes del Senado y especialistas alertaron que el cáñamo y la marihuana no deben compartir la misma legislación, pues regular igual a ambas plantas sería un error que pondría a México en una situación de desventaja con otros países.

En la conferencia virtual “Cáñamo y Cannabis. Una regulación social, ambiental y mundial”, el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué enfantizó que se deben separar las legislaciones, “pues a pesar de ser plantas hermanas tienen diferentes componentes, por lo que cada una debe ser vista y legislada de manera distinta”.

El también presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático consideró que la legislación de la marihuana colocaría a México en términos de igualdad con sus socios comerciales de América del Norte, y le permitiría avanzar en la estrategia de combate a las drogas, desde una perspectiva vanguardista y diferente.

Asimismo, destacó los beneficios que el cáñamo tiene en los ámbitos social, económico, ambiental, industrial y medicinal, pues “la fibra de esta planta permite desarrollar más de 25 mil productos que sustituyen a los derivados del petróleo”. De ahí, dijo, la importancia de impulsar una reglamentación beneficiosa para todos los que se encuentran en el círculo de producción, comercialización y consumo.

También coincidió Raúl Héctor Elizalde Garza, director ejecutivo de HempMeds Estados Unidos, por el crecimiento del mercado del cáñamo en el mundo. Por ello, dijo, es indispensable una regulación muy clara y específica sobre el cáñamo, que sea diferente a la de la marihuana. Y advirtió que regularlas de manera de igual sería un error y pondría a México en una situación de desventaja con otros países, pues sobre-regular al cáñamo traería graves problemas para su comercialización.

Adiós a la prohibición de la marihuana

En el foro, la senadora Lucía Trasviña Waldenrath consideró que en el tema de la cannabis se podrá dejar atrás la política prohibicionista para entrar a una de regulación que, sin duda alguna, contribuirá para contener la violencia y la inseguridad, que son hechos y eventos que han lacerado a México.

Para el cineasta y empresario Julio Zenil –quien también participó en el foro– aseguró que la marihuana no es un enemigo, sino “una planta aliada” y que es momento de regularla ya y acabar con la prohibición, “que no le hace ningún bien a nadie”.

Señaló que se han encontrado muchas resistencias al tema, “pero por fin hoy hemos visto voluntad de legisladores de escuchar, dialogar y avanzar”. Y añadió que se debe regular el uso de cannabis para cumplir con el mandato de la Suprema Corte, por el bien de México, el bienestar de pacientes, para mejorar el medioambiente, generar una nueva economía y para quitar el tabú que hay alrededor de esta planta que tiene miles de usos.

Te puede interesar: Marihuana, factor de riesgo en niños y adolescentes en tiempos de Covid-19