Autor:

El expresidente Carlos Salinas de Gortari y su entonces secretario de Hacienda, Pedro Aspe Armella, entregaron los bienes de la nación a sus allegados, a la iniciativa privada, para crear un poder transexenal, con un grupo que los apoyara siempre, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Indicó que esto les falló un poco porque después de que acabó el sexenio salinista vino la devaluación, el Fobaproa. Pero, dijo, muchas de sus allegados que fueron beneficiados siguen siendo los más ricos del país.

En su conferencia, dijo que “no es un problema personal. Es decirle [a Salinas]: entregaste todo, hiciste inmensamente ricos a tus allegados, tú eres el padre de la desigualdad moderna. No es nada personal, no es decirle: quédate allá en Dublín o donde estés porque no puedes regresar a México. No. Puede venir cuando quiera, pero no me voy a quedar callado de cuánto daño le hicieron al país, al pueblo”.

Y agregó que “no es un asunto de odios”, como tampoco lo es ahora con los opositores: no vamos a mandar a amenazar a nadie, no vamos a mandarle auditoría a ninguna empresa que esté aportando [dinero] para el Sí por México, no se va a acabar con ningún programa de radio, de televisión”.

Te puede interesar: El salinismo, “herencia” viva