Autor:

Luego de que las autoridades “continúan sin mostrar avances sustanciales” en la investigación de la desaparición de Griselda Mayela Álvarez Rodríguez, familiares y compañeros convocaron a una manifestación virtual para mañana, 11 de noviembre, en donde exigirán a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León (FGJNL) que investigue exhaustivamente y con perspectiva de género su paradero.

En un mensaje difundido en la página de Facebook “¿Dónde está Mayela Álvarez?”, se invita a difundir masivamente en redes sociales el siguiente mensaje durante la manifestación: “A 3 meses de la desaparición de Mayela Álvarez, exhortamos a las autoridades competentes investiguen tu paradero y a las personas responsables de tu desaparición”.

¿Qué se sabe de Griselda Mayela?

Maye, como le dicen de cariño, trabaja como secretaria técnica en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) unidad Noreste, ubicada en Monterrey.

En entrevista con Contralínea, el profesor e investigador del CIESAS, Shinji Hirai, describe a Mayela como una persona “muy amable, empática, muy profesional y muy disciplinada. […] En cuanto al trabajo ha sido sumamente profesional, cumpliendo con todas sus responsabilidades, y se ha ganado el respeto y admiración por parte no sólo de estudiantes, sino también de profesores”.

Con 42 años de edad, fue vista por última vez el martes 11 de agosto en la colonia Del Lago, en San Nicolás de Los Garza. De acuerdo con sus familiares, aquel día vestía blusa blanca con vista de arcoíris en cuello y mangas, short negro, calcetas altas de color negro con el logo “Fila”, calzaba tenis negros con rayas blancas y portaba una mochila color gris.

Fue la familia de Mayela quien notificó al CIESAS su desaparición, y el 12 de agosto se levantó la denuncia correspondiente ante las autoridades. Al cabo de un mes, la investigación continuó sin “ningún avance”. El Grupo Especializado en Búsqueda Inmediata de la FGJNL “dejó de atender [el caso] y pasó a otra área, ya que había pasado el plazo establecido de búsqueda inmediata. A pesar de la intervención de éste Grupo no sucedió nada, y fue entonces cuando pedimos apoyo a los medios para generar presión suficiente para que realmente la Fiscalía de Nuevo León actuara”, explica el académico.

Fue a partir “de la segunda rueda de prensa (11 de septiembre), por la presión que se ejerció, que la Fiscalía reaccionó”; sin embargo, la respuesta por parte de las autoridades continúo siendo escasa. Ante esto, la familia de Mayela interpuso una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León en contra de la Fiscalía del mismo estado.

Al respecto, el licenciado Eduardo Saucedo Torres –fiscal especializado en personas desaparecidas del estado de Nuevo León– asegura a Contralínea que “no puede decirse que hay inacción por parte de la Fiscalía”, ya que se han llevado a cabo las investigaciones correspondientes en el caso.

“Se han estado realizando acciones como lo son entrevistas a personas diversas, búsquedas en distintos lugares del área metropolitana, solicitud y análisis de los registros telefónicos, inspección de diversos lugares, solicitud de colaboración a otros estados.

El funcionario agrega que se han efectuado reuniones virtuales en donde ha participado “el titular de la unidad de investigación con la representante de las víctimas indirectas e inclusive con ellas mismas, donde se les ha informado del seguimiento de las investigaciones en torno a la desaparición”.

Violencia de género, posible línea de investigación

Mediante un comunicado, compañeros y colegas de Mayela dieron a conocer que desde hace seis años han sido testigos de la violencia de género que vivía la víctima. El episodio más reciente ocurrió casi un mes antes de su desaparición, el pasado 9 de julio, cuando Mayela sufrió aparentemente un accidente que “le dejó múltiples moretones en una pierna, además de una herida profunda que cortó el tendón de su brazo derecho por la parte interna, entre la muñeca y el codo”.

El investigador Shinji Hirai señala que “para los que sabemos de episodios de violencia de género, esos son indicios que podrían vincular” a la investigación de su desaparición.

Y es por estos antecedentes que en múltiples ocasiones han exigido a la FGJNL que investigue la violencia de género que sufría Mayela Álvarez, principalmente por parte de sus dos últimas exparejas, de quienes a la fecha no se tiene información.

Sus familiares, compañeros y colegas enfatizaron que “es fundamental investigar estos antecedentes, incluyendo las denuncias que Mayela interpuso en su momento” en contra de sus exparejas, pues dichas líneas de investigación no han sido abordadas por las autoridades.

En entrevista, el fiscal Eduardo Saucedo asegura que la desaparición sí se ha investigado con perspectiva de género “y se están siguiendo las líneas de investigación que van surgiendo en el seguimiento de las propias investigaciones, sin descartar alguna; incluyendo la violencia de género, y tratando de ser exhaustivos en las investigaciones y búsquedas”.

Avanza la investigación

La licenciada Marcela Urbano, directora de enlace interinstitucional de Alternativas Pacíficas, AC –organización que asesora legalmente a la familia de Mayela Álvarez–, explica que aunque el ritmo en la investigación no es el adecuado, avanza rápido en comparación con casos similares.

“Tengo dos casos de este tipo y la verdad se batalla mucho. El caso de Mayela va avanzando rápido, no como sería lo ideal pero sí a comparación de otros casos. Es muy difícil obtener el apoyo de la autoridad, ya que se maneja herméticamente. Sin embargo, vamos avanzando.”

En entrevista con Contralínea, agrega que en cuanto a las desapariciones forzadas por violencia de género, Nuevo León se encuentra “en un nivel crítico, las desapariciones de mujeres han estado a la alza”.

Sin embargo, el fiscal Eduardo Saucedo afirma que “no hay registro de alta incidencia en este rubro, ya que la mayoría de las desapariciones de mujeres son por motivos diversos” y no por violencia de género necesariamente.

No obstante, dice que se trabaja coordinadamente con diversas áreas de la FGJNL, “compartiendo información de manera oportuna respecto a la desaparición que pueda darse de una mujer, para realizar las investigaciones inmediatas y necesarias que puedan brindarle protección y seguridad a las víctimas, y estar en condiciones de tener la información suficiente que permita agilizar la búsqueda y localización con bien de las personas”.

Finalmente el doctor Shinji Hirai agradece las muestras de solidaridad de la comunidad estudiantil durante la búsqueda de Griselda Mayela: “los estudiantes de maestría del CIESAS han hecho una gran labor de apoyar en la búsqueda; por ejemplo, ellos imprimieron y repartieron las fichas de búsqueda en diferentes puntos de la ciudad, también emplearon la página en Facebook: ¿Dónde está Mayela Álvarez?, en donde han estado recopilando las notas que salen para que la gente comparta con sus contactos”.