Autor:

Después de que el día de ayer la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México publicara la Alerta Amber para localizar a Jorge Barrera Ríos, un menor de 16 años que fue visto por última vez el pasado 26 de octubre en Tlalpan mientras salía de casa a despejarse del bullying digital de sus compañeros de clase –tras una mala broma realizada el 23 de octubre por WhatsApp–, los hashtag #NosFaltaJorge, #TodosSomosJorge y #UNAM se volvieron tendencia en Twitter.

Los internautas se han solidarizado con el joven estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria número 5 “José Vasconcelos”, de la UNAM, y lo han hecho tendencia. Ello, porque el pasado 23 de octubre sus compañeros de clase difundieron un mensaje en un grupo de WhatsApp señalando que el examen de geografía no sería en línea sino presencial, lo que ocasionó que el joven –en compañía de su madre– se trasladara al plantel cerrado, y los días posteriores fuera víctima de bullying.

“Mi hermano al darse cuenta que era una broma les expresó su malestar porque él no tenía las facilidades para moverse en ese momento, e hizo lo posible para cumplir. Sin embargo, todo el fin de semana siguieron molestando y burlándose de todo lo que había sucedido. Para el día 26 de octubre sale de la casa como a la 1 pm, diciendo que regresaría a las 5 de la tarde, dejando el celular porque no lo dejaban de molestar, y hasta el momento no se sabe de su paradero”, informó su hermana Maribel Alegría, por medio de su cuenta de Facebook.

La FGJ anunció por su cuenta de Twitter que no es la primera vez que se activa la Alerta Amber por la ausencia de Jorge Barrera, pues el pasado 14 de marzo se activó hasta el día 20 de marzo. La institución aseguró que se mantiene en contacto permanente con la familia y cuenta con la información necesaria para encontrar al joven.

Al respecto, el plantel número 5 de la UNAM dijo que se ha mantenido en contacto con la autoridad competente y con los familiares,  a fin de facilitar información que se requiera para conocer el paradero de su alumno. “La ENP no puede aceptar la desaparición repentina de ninguno de sus alumnos o alumnas y subraya la necesidad de que toda la comunidad viva en un ambiente seguro y en paz”, aseguró en un boletín publicado el día de hoy.