Autor:

Radio Educación, en la incertidumbre por la reducción presupuestal en 2021. Personal del medio público aún no saben si podrán continuar con la difusión cultural, del arte, la educación de México, pues la austeridad podría impactar en los salarios, la inversión tecnológica, además de afectar la relación con las audiencias al limitar el alcance de la señal radiofónica, denunciaron trabajadores de la emisora.

Lo anterior, aunado a la disminución del 4.6 por ciento contemplada en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. En un año pasarían de contar con aproximadamente 80 millones a 77. 1 millones de pesos. Según los denunciantes, los constantes recortes han ocasionado un retraso tecnológico en la emisora, puesto que la frecuente 96.5 FM es baja y no cubre el área metropolitana; que los trabajadores de la Planta Transmisora mantengan funcionando el transmisor pese las dificultades; y que sea imposible transmitir en vivo en la concesión ubicada en Mérida, Yucatán.  Por la falta de personal y presupuesto.

En un comunicado, señalaron la precarización a la que se han enfrentado los trabajadores a las que han tenido que enfrentarse por la falta de presupuesto, dado que  laboran con limitaciones tecnológicas y de equipamiento en los estudios de cabina, grabación y en la planta transmisora; los trabajadores de base “luchan” por conservar y mejorar sus prestaciones, mientras que quienes trabajan como prestadores de servicios profesionales se encuentran sin estabilidad laboral. Ante ello exigieron mejores condiciones laborales, “una reestructuración de la radiodifusora” y la recuperación del recorte decretado.

Defender la libertad de expresión

El Estado mexicano tiene la responsabilidad de garantizar la libertad de expresión, con base en al artículo séptimo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  es por eso que los demandantes enfatizaron que debería asegurarse “la permanencia de espacios plurales, diversos, abiertos al debate, con independencia editorial y al servicio de la sociedad” como lo ha sido Radio Educación.

Las demandas de rescatar Radio Educación también fueron dirigidas a la Secretaría de Cultura y las comisiones legislativas en cargadas de la cultura, ya que “la educación y la cultura son el camino para reestablecer el tejido social de un país que ha sido avasallado por la violencia y la corrupción”.

Además, dejaron en claro que la cuarta transformación “requiere de medios públicos que han garantizado la existencia de espacios críticos y propositivos” para la construcción de democracia, justicia e igualdad en México.