Autor:

El programa para el Fortalecimiento Sectorial de las Capacidades Científicas, Tecnológicas y de Innovación, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no comprobó el gasto de 364 millones 545 mil 800 pesos que le fueron asignados para el ejercicio de 2019, reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Dicho programa tenía como objetivo desarrollar proyectos de investigación e innovación en materia de explotación, exploración y refinación de hidrocarburos, producción de petroquímicos ni la formación de recursos humanos especializados en industria petrolera, “pero el Conacyt no acreditó ni comprobó en qué conceptos fueron ejercidos dichos recursos”, informó la ASF.

Y es que, de acuerdo con la Auditoría de de Desempeño 2019-1-3890X-07-0383-2020, el programa de Fortalecimiento Sectorial no financió el desarrollo de proyectos de investigación ni justificó las causas de ello. Además, no demostró en qué se gastó el dinero.

Otra de las irregularidades halladas por el máximo órgano fiscalizador fue que el programa disminuyó al 50 por ciento el otorgamiento de becas, al pasar de 16 becas de estancias posdoctorales, en 2016, a sólo 8, en 2019. Lo mismo sucedió con el número de convenios, los cuales redujeron en 96.9 por ciento, al pasar de 32 a uno, de 2015 a 2018.

El Fondo Sectorial no autorizó recursos para el desarrollo de proyectos de investigación científica, desarrollo tecnológico, innovación, formación de recursos humanos especializados en materia de exploración, extracción, refinación de hidrocarburos, así como la producción de petroquímicos básicos, por lo que en ese año no utilizó los recursos para financiar las actividades referidas, sin que se señalaran ni justificaran las causas, lo que implica un riesgo para el cumplimiento de sus objetivos y metas”, se precisó en el mismo documento.

Asimismo, la ASF detalló que el Fondo Sectorial Conacyt-Sener-Hidrocarburos dependiente del Programa para el Fortalecimiento Sectorial recibió 2 millones 199 mil 810 pesos por concepto de aportaciones del Fondo Mexicano Petrolero; sin embargo, el Consejo no acreditó la recepción de dicho monto ni el uso de los recursos.

Ante ello, el órgano fiscalizador indicó que el Conacyt no acreditó información ni evidencia que posibilitará el cumplimiento del objetivo del programa, por lo que no ejerció una “buena gobernanza”.

Cabe destacar que el 6 de octubre de 2020, la Cámara de Diputados aprobó la extinción de 109 fideicomisos, en los cuales se incluyó el Fondo Sectorial CONACYT-Secretaría de Energía-Hidrocarburos. En este documento se estableció que las transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo se destinarán a la Comisión Nacional de Hidrocarburos y al Instituto Mexicano del Petróleo.