miércoles 2, diciembre 2020

Autor:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que la planta chatarra Agro Nitrogenados aún no funciona, a pesar de que entre 2014 a 2019 Petróleos Mexicanos (Pemex) gastó alrededor de 422.5 millones de dólares en su rehabilitación. “Las plantas no han sido puestas en operación por la falta de insumos, como el bióxido de carbono, amoniaco y gas natural, por lo que no se han generado los beneficios esperados para el Estado al adquirir los activos de esta planta”, advirtió el órgano fiscalizador.

planta de fertilizantes

En su informe presentado este día, indicó que con la compra de Agro Nitrogenados se justificó porque supuestamente ayudaría a “sustituir importaciones de fertilizantes, alcanzar la seguridad alimentaria y lo que señala el compromiso 59: ‘se convertirá a Pemex en el motor de promoción de una cadena de proveedores nacionales y se reforzará su papel en la producción nacional de fertilizantes’ del Pacto por México y en el Objetivo 6, Estrategia 6.3 ‘Asegurar la participación en el suministro de materias primas para fertilizantes’ de los Principales Elementos del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos y sus Organismos Subsidiarios 2014-2018”. Nada de eso ha ocurrido.

La Auditoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2019-6-90T9I-22-0404-2020 apuntó que “con la revisión de los trabajos de rehabilitación de las plantas de fertilizantes nitrogenados se observó que a la fecha de la revisión, julio de 2020, continúan sin cumplirse los objetivos y las metas de ponerlas en operación, debido principalmente a la falta de gas natural, bióxido de carbono y amoniaco, consideradas como materias primas indispensables para la producción de fertilizantes”.

El Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2019 también observó que esas materias primas dependen principalmente de la distribución del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) y de la producción del Complejo Petroquímico de Cosoleacaque (Copeco). “Esta situación ha impedido que se hayan realizado las pruebas operativas en la planta de Urea I y las pruebas ‘antisurge’ en la planta de Urea II, servicios auxiliares y materias primas y el Área VI, no obstante que fueron reconocidas como entregadas mediante el acuerdo del 17 de octubre de 2018, no cuentan con el Certificado de Aceptación Definitiva porque no cumplieron con todas las obligaciones previstas para la recepción definitiva”.

De acuerdo con la ASF, “respecto del plazo de 610 días naturales, comprendidos del 29 de agosto de 2014 al 29 de abril de 2016 y del monto de 195 millones de dólares, considerados originalmente para la rehabilitación de las plantas de fertilizantes nitrogenados, debe señalarse, que al 31 de diciembre de 2019, se habían ejercido 332 mil 156.1 millones de dólares y 1 mil 738 millones 526.3 mil pesos, montos equivalentes a aproximadamente 422.5 millones de dólares, y las plantas no han sido puestas en operación por la falta de insumos”.

Al respecto, el gerente de Contraloría de Pro-Agroindustria, SA de CV, aseguró a la ASF que las pruebas operativas iniciaron el 9 de mayo de 2018. No obstante, aclaró que las materias primas para la producción de la urea son amoniaco y bióxido de carbono: el amoniaco se recibe por ducto desde la Terminal de Almacenamiento y Distribución de Pemex Pajaritos y el bióxido de carbono también por ducto desde el Copeco; dicho complejo cuenta con las plantas de amoniaco 4, 5, 6 y 7, estas ocupan como materia prima gas natural y sus productos de la reacción son el bióxido de carbono como producto intermedio y el amoniaco como producto final. “Las plantas 4, 5 y 7 no se encuentran disponibles para operar. La planta de amoniaco no. 6 es la que opera y solo produce 1 mil 160 toneladas por día de Bióxido de Carbono, esta cantidad solo alcanza para operar una planta de urea, la cual demanda 1 mil 125 toneladas por día. Derivado de esto, primeramente, se realizó el comisionado del turbocompresor de bióxido de carbono de la planta de urea 1, iniciando las pruebas operativas de esta planta del 9 de mayo y hasta el 17 de agosto del 2018, fecha en la cual salió de operaciones la planta de amoniaco no. 6 por desabasto de gas natural en el Sur del país, con la consecuente suspensión de flujo de bióxido de carbono a Pro-Agroindustria. En este periodo de pruebas de la planta de urea 1, no se alcanzó a terminar las pruebas operativas. En cuanto a la planta de urea II, solo se alcanzó a realizar pruebas operacionales del turbocompresor, no aun las pruebas anti surge del citado turbocompresor de bióxido de carbono”.

Por ello, el funcionario indicó a los auditores que, como la causa de los retrasos es la falta del suministro de materias primas, eso “es ajeno a la empresa filial Pro-Agroindustria, SA de CV”. También advirtió “que la solución de dicha problemática NO se encuentra en el ámbito de dicha filial, misma que ha tomado las acciones que se encuentran bajo su alcance, se solicita al Órgano de Fiscalización dar por solventada la referida observación.”

No obstante, la ASF determinó que la observación subsiste, en virtud de que las plantas de fertilizantes nitrogenados de fertilizantes no funcionan. Por ello, recomendó a Pemex Fertilizantes y su filial Pro-Agroindustria que presenten al Consejo de Administración de Pemex un plan con las estrategias y acciones a ejecutar para la puesta en operación de las plantas de fertilizantes nitrogenados, que incluya las correspondientes para la rehabilitación de las plantas del Complejo Petroquímico de Cosoleacaque, proveedor de amoniaco y bióxido de carbono; “así como, las estrategias y acciones para resolver el suministro de gas natural, insumos necesarios para la producción de fertilizantes, con el propósito de que las plantas produzcan la urea con la continuidad, cantidad y calidad necesarias”.

Te puede interesar: Videgaray gestionó ante Nafin e Indaabin compra de Agro Nitrogenados: Lozoya