Autor:

Primera parte. En la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) investigan la actuación de los 31 titulares de los centros regionales de esa dependencia, distribuidos en el mismo número de estados del país, ante presuntos actos de corrupción en la asignación de contratos de obras públicas por miles de millones de pesos y por la utilización de dicho cargo público para operar políticamente en favor de candidatos (del PAN y del PRI) a cargos populares con miras a las elecciones de 2021.

En el escritorio del nuevo secretario Jorge Arganis Díaz Leal hay un amplio expediente sobre todos los directores generales de dichos centros, que incluye su historial laboral en la Administración Pública Federal, su afiliación y actividad partidista, los contratos de obras públicas en los que han participado y las denuncias y acusaciones que hay en su contra por supuestos actos de corrupción.

Igual como sucedió en la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en donde hace poco más de un mes cesaron a funcionarios de nivel medio por mal desempeño y haber trabajado en administraciones panistas y priístas –en donde la corrupción era cosa de todos los días–, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca limpiar su administración de esos servidores públicos que se aprovechan de sus puestos para desviar recursos públicos y aceptar sobornos a cambio de la asignación de obras, bienes y servicios.

En el primer dato que arroja el extenso documento se precisa que 27 directores generales de los centros de la SCT en igual número de estados del país, que representan el 87 por ciento del total, han sido parte de los últimos cuatro gobiernos con presidentes priístas y panistas: Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, y sólo cuatro no estuvieron en administraciones anteriores.

El 55 por ciento de todos esos directores (17), nombrados o confirmados por la Cuarta Transformación, fueron operadores de infraestructura bajo las órdenes del exsecretario priísta Gerardo Ruiz Esparza en el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien –hasta antes de morir en abril de este año– era investigado por graves actos de corrupción cometidos en la construcción de carreteras y otras obras de infraestructura.

 

Investigan por corrupción a 12 directores de centros SCT

En este documento oficial se afirma que autoridades federales investigan denuncias por corrupción en contra de 12 directores generales de centros de la SCT:

  1. Baja California Sur, Julio César Medellín Yee, quien de director de Supervisión y Control en la Dirección General de Obras fue ascendido a director del Centro SCT en este estado y es simpatizante del PAN y del PRI, en cuyas administraciones gubernamentales laboró.

  2. Coahuila, Elpidio Valdés Torres, quien hasta el primer semestre de 2018, último año de gobierno de Peña, se desempeñó como director del Centro de SCT en Aguascalientes y fue reincorporado por la 4T en el mismo cargo para Coahuila. Este servidor público ha trabajado en administraciones del PRI y del PAN, partidos con los cuales simpatiza.

  3. Guerrero, César Valenzo Sotelo, quien antes de ser nombrado en la actual administración de López Obrador como director del Centro de Guerrero, se desempeñó como subdirector de Obras en ese mismo estado en el gobierno de Peña Nieto y simpatiza con el PRI.

  4. En Hidalgo, Ignacio Meza Echevarría, hasta 2009 director de Centro en Quintana Ro y ahora director en Hidalgo, se le ubica como simpatizante del PAN por haber trabajado en el gobierno de Felipe Calderón.

  5. En Michoacán, Roberto Espinosa Quintino fue subdirector de Obras de ese estado y ahora es director general de Centro SCT Michoacán. Se le ubica como simpatizante del PRI.

  6. En Morelos, Héctor Armando Castañeda Molina, antes de ser nombrado del director de este Centro, se había desempeñado en el mismo cargo en Oaxaca y se le ubica como simpatizante priista.

  7. En Nuevo León, Ramón Mancillas Esparza ocupó hasta 2011 el puesto de director de Centro SCT en Oaxaca y ahora lo hace en Nuevo León. Después de haber trabajado en las administraciones de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, lo clasifican como simpatizante del PAN.

  8. En Oaxaca, José Luis Chida Pardo, antes de ser el director de este Centro, ocupó el puesto de subdirector de Obras en este mismo estado y se le identifica como panista y ligado a Felipe Calderón.

  9. En Querétaro, Efraín Arias Velázquez se había desempeñado entre 2017-2018 como subdirector de Obras de la SCT en Querétaro, después asumió la dirección del Centro y ahora fue ratificado por la 4T. Se le identifica como priista vinculado al peñismo.

  10. San Luis Potosí, Ernesto Cepeda Aldape había sido en el gobierno de Peña Nieto director general adjunto de Construcción y Modernización de Carreteras y fue ascendido a director del Centro SCT en este estado. Es simpatizante priísta.

  11. En Tamaulipas, Ricardo Ortiz Estrada se había desempeñado como director del Centro en Querétaro y ahora lo hace en este estado fronterizo. Es simpatizante priísta.

  12. En Zacatecas, Jorge Raúl Aguilar Villegas había sido subdirector de Obras en ese estado y fue ascendido por el extitular de la SCT a director del Centro. Es simpatizante del PRI.

Este análisis confidencial elaborado por el gobierno de López Obrador observa la simpatía que demuestran los directores de los Centro SCT de acuerdo con los gobiernos neoliberales en los que han participado:

a) Doce directores, que representan el 39 por ciento del total, tienen una simpatía hacia el Partido Revolucionario Institucional.

b) Cinco directores, que representan el 16 por ciento, son simpatizantes del Partido Acción Nacional.

c) Once directores, que representan el 35 por ciento, muestran simpatía con el Prian, pues participaron en administraciones de los dos partidos políticos neoliberales.

d) Y sólo tres directores, que representan el 10 por ciento, muestran simpatía por Morena.

De los 31 directores de Centros SCT, cuatro fueron ratificados en sus cargos, sólo tres son de nuevo ingreso, 10 fueron reincorporados al sector público federal y 13 ya trabajaban en la SCT durante la administración de Peña Nieto y fueron ascendidos a director generales.

Concretamente, señala el análisis de la 4T, “27 directores, que representan el 87 por ciento del total, han sido parte de los gobiernos neoliberales de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto”.

De los 31 directores generales de los Centros, sólo tres son simpatizantes de Morena: Eduardo Antonio Pacheco Grajeda en Sonora; José Adalberto Vega Regalado en Veracruz, y Gilberto Cano Mollinedo en Tabasco.

Te puede interesar: Permanecen panistas y priístas en Conagua, tras primera “limpia”