Autor:

En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el 97 por ciento de los casos de violencia que se registran son perpetrados hacia mujeres, reveló la doctora Gloria Ramírez Hernández. La coordinadora de la Cátedra Unesco de Derechos Humanos de la máxima casa de estudios recordó que en un contexto como el mexicano –en el cual aproximadamente 11 mujeres son asesinadas al día, la violencia contra las mujeres se replica en el micro México que son las instituciones educativas.

Por ello, de la rabia y el coraje de las estudiantes “jóvenas” –y no desde la academia– se ha gestado la cuarta ola feminista, que ha sido la responsable de los cambios en materia de género en la UNAM ocurridos en el último año, consideró la doctora Ramírez Hernández.

Agregó que fueron las resistencias y exigencias de las Mujeres Organizadas y colectivas feministas estudiantiles las que han logrado el cambio de paradigma en una Universidad fundada bajo preceptos androcéntricos.

Durante su participación en el conversatorio “Somos la vergüenza del orgullo universitario”, la doctora Gloria Ramírez apuntó que aunque en la Universidad se habían emitido campañas contra la violencia de género como la de #HeForShe, o la publicación de los Lineamientos generales para la igualdad de género en la UNAM (2013), estos mecanismos “no son vinculantes, es decir no son obligatorios”.

Fue hasta 2016, con la creación del Protocolo para la atención de casos de violencia de género, que se tuvo un procedimiento vinculante. Creación que, para la doctora, fue importante en el contexto de “una absoluta ausencia de mecanismos con perspectiva de género”, y que sólo son herramientas, pero no ayudarán a transformarlo todo, para ello es necesario refundar la Universidad y desaprender la cultura.

Aún con la creación y avance lento de los mecanismos de atención hacia quienes han sufrido violencia de género, la Universidad no ha podido recoger las voces de las víctimas ni las ha acompañado, denunció. Como ejemplo, recordó el caso de la estudiante de Letras Hispánicas, Mariela Vanessa Díaz Valverde, desaparecida desde 2018. Al respecto, dijo que la Colectiva Nos Hacen Falta ha realizado el trabajo que la máxima casa de estudios no ha realizado nada hasta la fecha.  “¿Dónde están los nombres, las listas, las caras, la recuperación de estas familias que desde entonces siguen buscando la reparación del daño?”

Además, la doctora precisó que la puesta en marcha de la política institucional de género en la Universidad continúa sin homologarse, pues “cada Facultad lo hace con sus propios recursos”. Y que además, “aún hay resistencias para la incorporación de estudios feministas en la institución educativa para los tiempos que vivimos”.

Agregó que “el cambio de paradigma en la UNAM será feminista o no será. Debe incluir todas las voces, las partes como la prevención, atención, investigación, sanción reparación del daño y erradicación porque para cambiar la historia no hay que pedir permiso”.

Te puede interesar: UNAM reforma Estatuto General, pero omite sanciones para agresores sexuales y de género