Autor:

A un año de su detención, la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles, se volvió tendencia en Twitter después de publicar una carta en la que se victimiza. Y es que en su misiva dijo que la Fiscalía General de la República (FGR) la tiene como “rehén” por no querer colaborar inculpando a integrantes del gobierno de Enrique Peña Nieto a cambio de su liberación.

“Llevo más de un año privada arbitrariamente de mi libertad. La prueba más contundente es la confesión pública del propio fiscal General de que prácticamente me tienen como rehén porque no he querido colaborar”, aseveró Robles.

Con razón de su comparecencia en la audiencia intermedia en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, realizada a puertas cerradas, la exfuncionaria aseveró que su proceso no está siendo transparente y que no “colaborará” para completar el “guion fabricado” por la FGR.

“Tengo información confiable (de fuentes al interior de la FGR, particularmente del área de servidores públicos) que se han reunido con excolaboradores ofreciendo impunidad, a cambio de que declaren lo que ellos necesitan”, afirmó la extitular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Igualmente, Robles rechazó la idea de buscar su libertad acusando a excolegas de mayor jerarquía en el gabinete del sexenio pasado. Por lo que seguirá confiando en el sistema judicial de México y en una posible respuesta positiva de organismos internacionales.

“No quiero que se abran estas pesadas puertas con la mentira y la falsa delación disfrazada de testigo colaborador. Aspiro a que sea con la verdad y demostrando mi inocencia, lo que seguramente se logrará si prevalece el Estado de Derecho y se aplica la ley”, concluyó.

Te puede interesar: Meade vs Rosario Robles: el expediente de la corrupción