Autor:

El 21 de octubre pasado el Instituto Nacional de Migración trasladó a 19 migrantes hondureños enfermos de Covid-19 a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, y los hacinó con mujeres y niños, a pesar de que en ese lugar ni siquiera hay luz ni agua, reveló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

La Estación Migratoria “Siglo XXI” y la Estancia Provisional “El Hueyate”, ubicadas en Chiapas presenta condiciones inadecuadas para el alojamiento de personas en contexto de movilidad internacional y carecen de medidas sanitarias para prevenir y, en su caso, mitigar contagios del SARS-CoV-2 (Covid-19) entre dicha población, advirtió la CNDH.

Y es que entre el 16 y 19 de octubre, persona del organismo realizó visitas de supervisión en la Estación Migratoria “Siglo XXI”, localizada en Tapachula, “advirtiendo que no se respeta la sana distancia; que las autoridades han omitido proporcionar cubrebocas a las personas migrantes, lo cual ha provocado que la mayoría de ellas no utilice dicho insumo para prevenir contagios; además de la falta de dispensadores de gel antibacterial.

El 21 de octubre, “la dirección de esa Estación Migratoria informó a la CNDH que se tenían confirmados 19 casos de Covid-19 entre personas migrantes de nacionalidad hondureña, quienes fueron trasladados a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, ubicada en la carretera Huixtla-Tapachula”.

Por ello, el personal de la CNDH acudió a dicha Estancia, y “constató que las instalaciones carecen de servicios de luz y agua; que las condiciones de higiene son inadecuadas y que en ese lugar se encuentran alojadas otras personas, entre ellas mujeres con sus hijos que, a pesar de no presentar síntomas de Covid-19, conviven con personas cuyo diagnóstico resultó positivo para tal padecimiento, sin que se hayan adoptado las medidas sanitarias correspondientes para prevenir contagios”.

Ante ello, emitió medidas cautelares al Instituto Nacional de Migración (INM) luego de “advertir que las personas en contexto de movilidad -en particular niñas, niños, adolescentes y mujeres- y el propio personal que labora o transita por ese lugar se encuentran en estado de vulnerabilidad múltiple”.

Para la CNDH, las acciones efectuadas por el INM han sido insuficientes para disminuir la población alojada en la Estación Migratoria “Siglo XXI”. Lo que se requiere es “trasladar a los agraviados a una estancia digna, brindándoles los servicios de alimentación, salud e higiene que requieran, así como espacios sanitarios salubres”.

El organismo solicitó otorgar a las personas alojadas en la estancia provisional “El Hueyate” que se han visto afectadas por el coronavirus Covid-19, atención médica inmediata, prioritaria y urgente para garantizar su salud y su vida, especialmente a niñas, niños, adolescentes y mujeres; además de salvaguardar la salud e integridad de quienes no han presentado síntomas de dicho padecimiento, canalizándolos a otro lugar, observando en todo momento el principio de unidad familiar e informando a la población migrante sobre las medidas que se tomarán al respecto.

También pidió al INM dotar a la Estación Migratoria “Siglo XXI” de los productos o insumos necesarios y suficientes para prevenir y, en su caso, mitigar al máximo los riesgos de contagio. E indicó que las medidas cautelares ya han sido notificadas a la citada autoridad, por lo que la CNDH permanecerá atenta a su respuesta y, en caso de ser aceptadas, dará seguimiento a la implementación y cumplimiento de las mismas, vigilando que se respeten los derechos humanos de las personas alojadas en esos recintos.