Autor:

“Se van a cumplir 48 días de que fueron tomadas nuestras instalaciones en las calles de República de Cuba 60. Desde la primera hora nos hemos esforzado en construir condiciones para resolver las demandas que motivaron la toma, atendimos aquellas que eran apremiantes y seguimos atendiendo todas las que después de esa fecha se nos han venido planteando. No hemos escatimado recursos, tanto materiales como humanos, para avanzar en su resolución, y, sin embargo, consideramos que es necesario dar un paso más, definitivo, donde no se pierda de vista el centro de todas las protestas: el supremo interés de las víctimas”, indicó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en un comunicado. Y por ello llamó a las colectivas a entablar el diálogo.

“La CNDH refrenda de manera categórica su compromiso con el diálogo como la vía para resolver conflictos, y reitera que lo agotará hasta el extremo, pero también, que continuará trabajando en fiel cumplimiento de su mandato legal y constitucional. En el caso concreto de la toma de sus instalaciones, desde que conocimos los pliegos petitorios del Frente Nacional Ni Una Más, Colectivo Aequus Promoción y Defensa de Derechos y el Bloque Negro en torno al problema de los feminicidios y la lucha por los derechos de las mujeres, hemos dado pasos firmes para cumplir las demandas”.

Asimismo, agregó que ha suscrito dichas demandas como legítimas y ha trabajado en una Recomendación General que abordara la problemática de manera integral, dado que, en su mayoría, se trata de situaciones atendibles mediante políticas públicas. El organismo también indicó su apertura para analizar y discutir su contenido con las colectivas, aunque reconoció que a la fecha ese diálogo no se ha dado.

La CNDH ha solventado eso “incorporando las demandas expresas que han hecho públicamente”, por lo que, en acatamiento a su Reglamento, la Recomendación será revisada y aprobada por el Consejo Consultivo para emitirla a la brevedad. “Con ello, esperamos estar concluyendo el cumplimiento de los pliegos, tal y como nos comprometimos hace 48 días”.

“Cabe destacar que la toma de nuestras instalaciones en las calles de República de Cuba fue materializada por el Frente Nacional Ni Una Más, Colectivo Aequus Promoción y Defensa de Derechos y el Bloque Negro, y si bien hemos mantenido el diálogo con todas, consideramos que, si queremos soluciones definitivas, la problemática planteada debe ser abordada de manera integral.”

Por ello invitó “respetuosamente a las colectivas que participaron y a la que aún participa en dicha toma, para que entablen ente ellas un diálogo que nos permita definir, entre todos, la mejor manera de avanzar en lo de fondo: las razones que motivaron dicha toma”.

Asimismo, reiteró “su plena disposición a mejorar y eficientar el programa de atención a las víctimas y con especial énfasis a mujeres víctimas de violencia. También se puede analizar la posibilidad de orientar hacia esos fines la utilización de sus instalaciones en las calles de República de Cuba. Hablamos de un proyecto institucional, con participación de organizaciones y colectivas, con la regulación correspondiente, evaluable y transparente, pero sobre todo, que redunde realmente en acciones de beneficio para las víctimas”.

Y aclaró que no ha solicitado la intervención de la fuerza pública para solucionar la toma de sus instalaciones. “Sin embargo, es claro también que la CNDH está obligada a resguardar, conservar y proteger las instalaciones, muebles y archivos de víctimas, que esperamos sigan en su interior. No se pierde de vista las responsabilidades legales que estos actos acarrean, las cuales el Área Jurídica de esta Comisión se encuentra atendiendo”.

Además, indicó que ha pagado el mantenimiento de las instalaciones, la luz, el agua, en el ánimo de fortalecer la construcción de una vía idónea para el diálogo y encontrar una solución legal. “Para que ese diálogo sea posible y se dé de manera constructiva y seria, es menester que se haga con total apertura y voluntad por ambas partes. Por nuestra parte las hay, y lo hemos demostrado, pero de igual modo es necesario que por parte de las responsables de la toma se generen condiciones de buena fe y señales de voluntad de resolución, que nos permitan avanzar”.

Te puede interesar: CNDH denunció penalmente a exfuncionarios que afectaron los recursos del pueblo