Autor:

El dictamen que se aprobó en el pleno de la Cámara de Diputados para ampliar el catálogo de delitos castigados con prisión preventiva oficiosa menoscaba los preceptos basados en derechos humanos que rigen la constitución mexicana, el sistema de justicia acusatorio y el sistema penitenciario, además de perpetuar la criminalización de la pobreza, señaló la organización Asistencia Legal por los Derechos Humanos, AC (Asilegal).

Bajo el estandarte de atacar la impunidad, “el mismo partido que abanderó y públicamente hizo campaña a favor de las personas en situaciones de mayor vulnerabilidad y precariedad del país con la Ley de Amnistía, ahora les da la espalda, redoblando en la criminalización de la pobreza que ha caracterizado al sistema penal del país”, criticó, luego de que el dictamen fuera aprobado por legisladores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La organización lamentó que la actual administración lleve a cabo las mismas acciones que sus antecesores: creer que “con el endurecimiento de las penas, expansiones de prisión preventiva y criminalización de actividades, afectará de alguna manera el acelerado incremento de delincuencia y reincidencia en el país”.

En un comunicado, indicó que la tendencia en el endurecimiento “al trato que se da a dichos delitos, si bien podrían parecer responder a la necesidad social por frenar la comisión de los mismos, la realidad es que atienden una necesidad vengativa más que una restaurativa que fortalezca las instituciones que atañen”.

Asilegal señaló que, “con cada reforma a la medida idealmente excepcional de la prisión preventiva, nos alejamos más de la justicia y funcionamiento de las instituciones, pues en realidad se dan más herramientas para generar corrupción, opresión y malas prácticas que desembocan en vidas perdidas en prisión”.

Por ello, advirtió que la guerra contra el narcotráfico, iniciada hace 14 años, “sigue vigente”. Y es que, para la organización, “se continúan empleando los mismos mecanismos legales para aterrorizar a la población, propulsando el encarcelamiento masivo (con mayores y más serias aproximaciones a delitos contra el Estado) y contribuyendo a la decadente realidad penitenciaria que se vive: hacinamiento, arraigo, reincidencia, sobrepoblación, tortura y menosprecio a los derechos humanos”.

Tags:
 

Leave a Reply