Autor:

Hace 528 años –el 12 de octubre de 1492–, el genovés Cristóbal Colón arribó a lo que hoy se conoce como América –las Antillas y desembarcó en la isla de Guanahaní, misma que bautizó con el nombre de San Salvador; y luego llegó a Santo Domingo y a Cuba. Ahora, la decisión de ofrecer disculpas a los pueblos originarios por el atroz periodo de la Colonia está en manos del papa Francisco.

A decir del ya fallecido filósofo e historiador Miguel León-Portilla, “los indígenas del continente que habían permanecido desconocidos para los europeos sólo entran en escena cuando ocurre que ‘son descubiertos’, ‘son conquistados’, ‘son cristianizados’ y son ‘colonizados’” (conferencia internacional: “Reescribiendo la Historia”).

Ahora, la polémica en torno a esta fecha se ha avivado, primero por el anuncio del Ejército Zapatista de Liberación Nacional de su próxima gira por Europa y su afirmación de que los pueblos originarios que lo conforman no fueron conquistados y siguen en resistencia; y luego por una nueva carta del presidente Andrés Manuel López Obrador al papa Francisco, en la cual le reitera que ofrezca disculpas a los indígenas por la Conquista.

Y es que con motivo de la conmemoración en 2021 de los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlán, los 500 años de la conquista de Tenochtitlán –ocurrida el 13 de agosto de 1521– y de los 200 años de la Independecia, el primer mandatario le solicitó al líder religioso que, “con motivo de estas efemérides, tanto la Iglesia Católica, la Monarquía española y el Estado Mexicano debemos ofrecer una disculpa pública a los pueblos originarios que padecieron de las más oprobiosas atrocidades para saquear sus bienes y tierras y someterlos, desde la Conquista de 1521 hasta el pasado reciente. Ellos merecen no sólo esa actitud generosa de nuestra parte sino el compromiso sincero de que nunca, jamás, se cometerán actos irrespetuosos a sus creencias, culturas y, mucho menos, se les juzgará o marginará por motivos económicos o racismo”.

Y agregó: “sería un acto de humildad y a la vez de grandeza que la Iglesia Católica, independientemente del debate de si Miguel Hidalgo y Costilla fue excomulgado o no, reivindicara la gesta histórica del Padre de nuestra Patria quien, al ser acusado de hereje, se defendió exclamando: ‘Abrid los ojos, americanos, no os dejéis seducir de nuestros enemigos: ellos no son católicos sino por política: su Dios es el dinero, y las conminaciones solo tienen por objeto la opresión. ¿Creéis acaso que no puede ser verdadero católico el que no esté sujeto al déspota español?’

“Como usted seguramente estará de acuerdo, la anterior reflexión es bellísima, humana y muy vigente, por eso me atrevo a expresarle: ¿No cree que en vez de afectar a la Iglesia Católica una referencia en honor a Hidalgo y Morelos, la enaltecería y causaría la felicidad de la mayoría de los mexicanos? Solo su sensibilidad podría entender la trascendencia de dicho acto de contrición histórica.”

En su cuenta de Twitter, el presidente López Obrador comunicó el sábado pasado que su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, titular de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México, se entrevistó con el papa Francisco y le entregó la carta.

“Se entrevistó Beatriz con el papa Francisco, a quien respeto y admiro como dirigente religioso y jefe de Estado. Me comentó que la trató con afecto y expresó su voluntad de mantener buenas relaciones por el bien del pueblo. Aquí la carta que le escribí: http://bit.ly/CartaAlPapaFrancisco”, redactó AMLO en un tuit.

La carta también busca obtener piezas históricas y arqueológicas de México para ser exhibidas durante el Bicentenario de la Independencia, en esta ocasión, AMLO solicitó el préstamo de cuatro códices:

“[…] sería para nosotros de mucho agrado que, en calidad de préstamo por un año, con todos los cuidados y procedimientos legales y de seguridad que sean necesarios, El Vaticano nos permita exponer en México, en 2021, los siguientes códices:

  • Códice Borgia, número de inventario: Museo Borgia, P. F. Messicano 1, de la cultura mixteca;
  • Códice Vaticano B/Codex Vaticanus, número de inventario Vat.lat3773, de la cultura náhuatl;
  • Códice Vaticano 3738 (Códex Vaticanus A o Códice Ríos), siglo XVI, de la cultura tolteca-chichimeca;
  • Mapas de Tenochtitlán”.

Te puede interesar:  Indígenas viven Covid-19 con desinformación, inseguridad y falta de sanidad