Autor:

Diecinueve mil 317 trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han recibido atención psicológica tras haber desarrollado trastornos mentales como consecuencia del combate a la pandemia por Covid-19, de acuerdo con información del Senado de la República.

De esta población afectada, el IMSS indicó a los legisladores que los principales motivos atendidos entre su personal afectado han sido: ansiedad en un 35 por ciento;  estrés agudo, en un 14 por ciento; depresión, 17 por ciento; por Síndrome de Burnout, 10 por ciento; por estrés postraumático, 5 por ciento; abuso de sustancias, 2 por ciento; y riesgo suicida, en 1 por ciento.

[https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2020/05/21/aislamiento-por-pandemia-provoca-ensimismamiento-estres-e-incertidumbre/]

Asimismo, la institución informó que la atención a la salud mental también ha sido ofrecida a familiares hospitalizados por el SARS-CoV-2, mediante el Servicio de Orientación Médica Telefónica. Del 1 de mayo al 21 de agosto pasados recibieron canalización psicológica 4 mil 235 personas.

Ante la necesidad de atención medica en este rubro de manera remota y para el personal del Instituto, el IMSS indicó al Senado –en un informe– que creó 206 equipos de salud mental en hospitales de segundo y tercer nivel. Además de que han contratado los servicios de 289 psicólogos para la conformación de los equipos profesionales que han sido capacitados con cursos, con el fin de que, principalmente, los médicos que trabajen en la primera línea de combate de la enfermedad sean atendidos con precisión.

Es por eso que el Instituto Mexicano del Seguro Social anunció que la atención de la salud mental de sus trabajadores será permanente y no estará “limitada al apoyo que requieran durante la pandemia, por lo que se continuará reforzando las medidas institucionales para procurar la salud mental de la población trabajadora, así como de los derechohabientes y sus familiares”.