Autor:

Los políticos que buscan dirigir un partido deben pensar en el bienestar del prójimo, del pueblo, y no en el poder, pues de lo contrario sólo son políticos convenencieros, arribistas y oportunistas, señaló esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Un partido político, si no tiene principios e ideales de luchar por causas justas y por el pueblo, no es más que una franquicia, un mecanismo para ambiciosos y vulgares que se montan en cargos públicos para su provecho. (…) No se lucha por cargos, sino por ideales”, resaltó el primer mandatario en su conferencia matutina.

López Obrador comentó que quienes contiendan a ser dirigentes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) lo deben hacer para querer ayudar a que en México haya igualdad y justicia, y no para satisfacer intereses personales.

“En etapa nueva, afortunadamente, es la gente quien está impulsando la transformación. El pueblo es el que manda y decide. No nos podemos desprender de eso. No puede haber divorcio entre gobernantes y el pueblo y no sólo me refiero a Morena, sino a todos los partidos políticos. Al carajo con el oportunismo y con la antigua forma de hacer política, ahora se toma en cuenta al pueblo o no se podrá hacer nada”, indicó.

Y resaltó que Morena es un partido que lo conforma el pueblo, en clara alusión a los políticos que se están peleando por la dirigencia.