miércoles 2, diciembre 2020

Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que no existe buena relación entre el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, y el gobierno federal, debido a que se ha rehusado a pagar la cantidad de agua que le corresponde a Estados Unidos, según el Tratado de Aguas Internacionales.

Indicó que aunque irá a dicha entidad a inaugurar algunas obras, no se reunirá con el mandatario estatal para tratar dicho conflicto, ya que “nos han ofendido y lo más delicado es que se está poniendo en riesgo la buena relación que tenemos con Estados Unidos. No queremos que haya represalias por no cumplir con el convenio, pero [Javier Corral] puso por delante su interés partidista”.

Durante su conferencia, el presidente resaltó que los políticos chihuahuenses quisieron sacar ventaja de esta situación porque se acercan las elecciones estatales y “pretenden sacar raja electoral y política. Entonces no tiene caso tener este encuentro. No es buena la relación entre el Ejecutivo y el gobierno de Chihuahua”.