Autor:

La Fiscalía General de la República ha documentado una matanza de más de 80 personas ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. Mientras se daba la desaparición de los 43 normalistas, indicó el fiscal general Alejandro Gertz Manero, “se llevó a cabo una matanza simultánea de unas 80 personas, masacradas y ocultadas en Iguala por los grupos delictivos, con sus cómplices oficiales”.

Estos crímenes no se investigaron por parte de las autoridades competentes, ni locales ni federales, explicó el fiscal Gertz Manero, al rendir su informe sobre el caso Ayotzinapa, a seis años de la desaparición forzada.

También destacó que, tanto el gobierno estatal como el federal, tuvieron conocimiento de ambos hechos: la desaparición y la matanza, a través del sistema C4. Al respecto, indicó que éste debió registrar lo que estaba ocurriendo, lo cual permitiría identificar a los autores de los hechos.

No obstante, explicó que según las autoridades pasadas, esas cámaras no funcionaban o lo hacían parcialmente, y que los radios se apagaron en distintos momentos. “Ello –dijo– implica responsabilidades que no pueden quedar impunes”.

Asimismo, el fiscal Gertz Manero reiteró que el sistema judicial de Guerrero también deberá rendir cuentas sobre los videos del palacio de justicia de aquella noche, que supuestamente no existen.