Autor:

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, ha permitido la campaña contra el gobierno federal y la Guardia Nacional en el conflicto del agua, afirmó Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

“En una reunión, en diciembre, con Olga Sánchez Cordero [secretaria de Gobernación], el gobernador Javier Corral se comprometió a pagar el Tratado [de Aguas Internacionales con Estados Unidos], pero el 1 de agosto se le presentó un plan para ir evaluando las presas y repentinamente él rompió alianzas con la federación. Queda claro que él ha permitido una campaña contra el gobierno federal y la Guardia Nacional“, expresó.

Durante la conferencia presidencial, el funcionario indicó que se le ha perdido la confianza al panista Corral Jurado respecto a áreas estratégicas, pues “no compartirás operativos clave con quien después filtra información falsa a los agricultores”.

Mejía Berdeja aseguró que del lado de gobierno federal siempre hubo diálogo y disposición, pero “desafortunadamente” el gobernador tomó otro camino “por toda la red política de acaparamiento [de agua] que hay en Chihuahua”.

El representante de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana comentó que el mandatario estatal debería pedir una disculpa a la Guardia Nacional por dicha campaña de desprestigio, así como deslindarse de las personas que han activado la movilizaciones en la presa La Boquilla y se han identificado con él.

Asimismo, destacó que por los vínculos que hay entre políticos priístas y panistas en torno al tema del agua en Chihuahua, está claro que el supuesto pleito entre Corral y el exgobernador César Duarte en realidad es testimonial y no de fondo.