Autor:

Habrá consecuencias legales contra autores materiales e intelectuales de los hechos violentos y los daños que se han provocado a las presas de Chihuahua, aseguró Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana federal.

“Hay 14 carpetas de investigación abiertas: cuando se abrió la presa El Granero; la primera vez que se intentó abrir la presa La Boquilla, en marzo; también cuando se abrió la presa Las Vírgenes; los hechos de La Boquilla, el 9 de septiembre; y otra denuncia más por parte de la CFE [Comisión Federal de Electricidad] por sabotaje y destrucción de la hidroeléctrica de la presa. Ahí hay daños preliminares por más de 100 millones de pesos”, detalló el funcionario durante la conferencia presidencial.

Mejía Berdeja explicó que este conjunto de denuncias se están fortaleciendo con las áreas jurídicas de la Comisión Nacional del Agua, de la Comisión Federal de Electricidad y la Guardia Nacional.

Por ello, dijo, habrá consecuencias legales para los autores materiales e intelectuales de estos actos, puesto que “hubo mucho dinero repartiéndose, así como gasolina y camionetas. Ha sido toda una conspiración”.