Autor:

Dos familias acaparan la explotación del agua en Chihuahua y han estado detrás de las movilizaciones violentas en la presa La Boquilla, reveló una investigación ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata de la familia Urionabarrenechea –productora de nogales–, vinculada con el exgobernador César Duarte; y de la familia Porras Muñiz –productora de cebollas–, ligada al diputado local panista Jesús Valenciano García.

El 9 de septiembre un grupo de personas tomó la presa La Boquilla. Su motivo: impedir que el gobierno federal obtuviera agua para entregarla a Estados Unidos, como lo establece el Tratado de Aguas que se pactó en 1944 entre ambos países. Actualmente el conflicto se mantiene, pues Chihuahua no ha aportado 319.8 millones de metros cúbicos de agua provenientes del Río Conchos. Esto pone en riesgo el tratado y la relación con el país vecino, han señalado las autoridades federales.

Durante la conferencia presidencial de esta mañana, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), reveló quiénes conforman el grupo de productores chihuahuenses que han utilizado para su beneficio la explotación del agua y que, además, han financiado las movilizaciones en la presa de La Boquilla.

Una de ellas es la familia Urionabarrenechea. Ésta se dedica a la producción de nogales y, en total, acapara 8 millones 866 mil 277 metros cúbicos de agua, es decir, el 3 por ciento de la cantidad total que Chihuahua debe a Estados Unidos.

“La familia Urionabarrenechea acapara 8 millones 866 mil 277 metros cúbicos de agua, es decir, el tres por ciento de la cantidad total que Chihuahua debe a Estados Unidos”

Éstos son los 12 integrantes que tienen concesiones de pozos para uso agrícola, según la información pública presentada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) durante la misma conferencia:

Estela Isabel Sánchez Akel de Urionabarrenechea cuenta con el permiso de explotación de 48 pozos en los municipios de Jiménez y Coronado y puede explotar 1 millón 64 mil metros cúbicos de agua; José María Urionabarrenechea Jayo tiene la concesión de un pozo en el municipio de Jiménez, con 300 mil metros cúbicos de agua, y Maite Urionabarrenechea Nájera tiene un pozo, también en Jiménez, con capacidad de 176 mil metros cúbicos

Por su parte, Javier Urionabarrenechea Astorquia cuenta con un pozo en el municipio de Allende, cuya capacidad es de 140 mil metros cúbicos de agua; al igual que su hermano, José Javier Urionabarrenechea Astorquia, quien tiene permiso de explotación de un pozo en Jiménez.

María Luisa Urionabarrenechea Reyes también tiene la explotación de un pozo en Allende, con 160 mil metros cúbicos de agua; y Juan Bautista Uriona Urionabarrenechea Reyes cuenta con otro pozo en el municipio de Jiménez, cuya disponibilidad es de 200 mil metros cúbicos de agua. Felix Unai Calzacorta Urionabarrenechea es consesionario de un pozo en Jiménez, con capacidad de 160 mil metros cúbicos

Mientras que Mayra Concepción Urionabarrenechea Sánchez puede utilizar 240 mil metros cúbicos de un pozo en Jiménez. Sin embargo, sus hermanos son quienes mayor cantidad de agua explotan: Andony Urionabarrenechea Sánchez utiliza 2 millones 880 mil metros cúbicos, con 12 pozos, en Jiménez y Camargo; y Tomás Urionabarrenechea Sánchez, 3 millones 406 mil 277 metros cúbicos, por los 15 pozos que consesiona también en Jiménez y Camargo.

Los nogaleros y sus nexos con Duarte

La investigación federal revela que la familia Urionabarrenechea se encuentra ligada al exgobernador priísta César Duarte (2019-2016), pues Andony Urionabarrenechea Sánchez está afiliado al Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde el 29 de agosto de 2011 y está casado con Alejandra Javalera, hija del exfuncionario Raúl Javalera Leal, quien también fue presidente de la Junta Central de Aguas y Saneamiento en la administración de Duarte.

En el esquema presentado por el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana se señala que Javalera Leal fue también presidente de la Asociación Nogalera en 2012. A éste se le relaciona con Sergio Medina Ibarra, exdirector de adquisiciones de la secretaría estatal de Hacienda, ya que fue director de la Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructura, durante su administración.

Sergio Medina Ibarra aparece por su relación en el gobierno de Duarte. Actualmente se encuentra acusado del delito de peculado y está detenido por presuntos desvíos multimillonarios.

Por su parte, a Tomás Urionabarrenechea Sánchez se le relaciona por haber encabezado con César Duarte una procesadora de nuez. Además es administrador único de Global Pecan, SA de CV, una empresa familiar de producción de nuez, y fue presidente de la Asociación de Nogaleros de Jiménez en 2014.

Este grupo es importante porque estuvo detrás del financiamiento de la movilización de La Boquilla, por eso advertimos que el supuesto pleito entre Duarte y  Corral es testimonial”, afirmó  Ricardo Mejía Berdeja en la conferencia presidencial.

Los cebolleros, familiares de diputado panista

La familia Porras Muñiz se dedica a la producción de cebollas y algunos se dedican a la tala de árboles. Su vínculo político lo mantienen con el diputado local panista Jesús Valenciano García, “quien ha estado directamente involucrado en la toma de La Boquilla”, aseguró Mejía Berdeja al presentar un esquema de las relaciones familiares y políticas de esos empresarios.

“Jesús Valenciano García ha estado directamente involucrado en la toma de La Boquilla”

Jesús Valenciano García es diputado local de Delicias, Chihuahua. Fue secretario particular del entonces presidente municipal de Delicias, Mario Mata Carrasco; director de Desarrollo Social de Delicias de 2012 a 2013; y regidor de Delicias de 2013 a 2016.

“Su tío, Enrique Abelardo Porras Muñiz, obtuvo un permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para la tala [de árboles] de una zona denominada terreno rústico; pertenece al comité estatal del Sistema Producto Cebolla de Chihuahua, AC, y es parte del padrón de productores de cebolla en Delicias”, explicó el funcionario federal.

En el gráfico también aparece su tía, Lucía Porras Muñiz, como activista en redes sociales y su otro familiar –Eduardo Porras Muñiz– como propietario de cultivos importantes de cebolla.

Además, “su padrino político panista y líder del movimiento es Mario Mata Carrasco, quien fue presidente municipal de Delicias de 2010 a 2013 y expresidente de la Junta Municipal de Saneamiento de Agua de Chihuahua”, comentó el representante de la SSPC.

Los mismos actores están involucrados en negocios y usufructos del agua en la región, ya que al evento de noviembre de 2019, cuando se echó a andar la planta tratadora de aguas residuales de Delicias con recursos estatales por 60 millones de pesos, asistió el gobernador Javier Corral y los exgobernadores José Reyes Baeza y Fernando Baeza Meléndez –a quienes se les ha señalado como los dueños del agua en Chihuahua . Así se apreció en una fotografía expuesta por Ricardo Mejía Berdeja.

“Lo que destaca [en la foto] es que también estuvo Carlos Cuevas Abundis, una persona que hoy está detenida por el asesinato de dos de sus escoltas y que se ha dedicado a la delincuencia organizada, al huachicol. Actualmente está recluido en el Cereso [Centro de Reinserción Social] número uno, pues es investigado por sus nexos como lavador de dinero del Cártel del Pacífico y su líder Juan Carlos Pérez Rodríguez, alias el Placas”, detalló el funcionario.

En noviembre de 2019, a Cuevas Abundis se le entregó un contrato para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, equivalente a 59 millones de pesos, una obra estatal del Plan de Desarrollo de la Entidad. “Él tenía una relación de amistad con el diputado Valenciano”, se precisa en el esquema.

En éste también aparece Andrés Vallés, presidente del módulo 004 de riego y José Francisco Ramírez, alcalde de Rosales, ya que este último “permitía que Carlos Cuevas, sin permisos, explotara los recursos del Río San Pedro (arena y piedra) para su constructora MCALLEN”.

Red de acaparadores del agua

En Chihuahua hay una red de políticos “acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a lo que no es un movimiento espontáneo”, señaló el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja.

Indicó que de todas las concesiones de pozos para uso agrícola del Río Conchos, son ocho las familias que acaparan 36 millones de metros cúbicos, es decir, el 12.5 por ciento del adeudo total; y una persona acapara 11 millones de metros cúbicos, equivalente al 4 por ciento del adeudo. Sin embargo, no precisó los nombres.

Del Río Conchos son ocho las familias que acaparan 36 millones de metros cúbicos, es decir, el 12.5 por ciento del adeudo total; y una persona acapara 11 millones de metros cúbicos, equivalente al 4 por ciento del adeudo”

En la región del Río Conchos se ha generado mucha desinformación, debido a los intereses políticos y económicos de los grupos de poder que sobreexplotan el agua y que han incitado a las movilizaciones en las presas, puesto que “en la entidad nunca ha habido falta de ella, siempre ha habido flujo. Pero manejando todos estos negocios se pone en riesgo el tratado internacional”, finalizó.