Autor:

“Si no podemos rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con la ley actual, entonces sí presentaría una iniciativa de [reforma constitucional], sería una gran irresponsabilidad de mi parte no hacerlo. Yo no quiero que se privatice el sector energético. Si no tenemos independencia en nuestros energéticos, no podemos garantizar nuestra soberanía”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la mañanera.

No obstante, matizó que ambas empresas del Estado van bien y que todavía se tiene margen de tiempo para lograr rescatarlas, pues la reforma –si se necesitara– se hará después de las elecciones de 2021.

El primer mandatario mencionó que durante el periodo neoliberal se buscó privatizar el sector energético, pero “no les dio tiempo de consumar la destrucción”.

Y agregó: “nos encontramos con negocios jugosos que se hicieron de compra de gas a precios elevados. Ahora resulta que tenemos gas que no se puede utilizar porque no tenemos las plantas: no hicieron las termoeléctricas, pero sí compraron el gas”.

Asimismo, dijo que su administración heredó la problemática de los contratos que se realizaron con Etileno XXI durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, porque Pemex dejó sin gas a varias plantas petroquímicas para darle preferencia a ésta de Odebrecht.

Además, el presidente mencionó que no se va a realizar “extracción irracional” de petróleo porque es un recurso no renovable, sólo se va a extraer lo que se requiere para el “plan de autosuficiencia para dejar reservas a nuevas generaciones”.