Autor:

Por la pandemia ocasionada por la Covid-19 se han reducido los ingresos provenientes del trabajo en alrededor de un 10.7 por ciento en todo el mundo, ocasionando grandes disparidades en materia de incentivos fiscales que amenazan con aumentar la desigualdad entre los países, señaló un nuevo análisis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

También apuntó que los países que tuvieron mayor reducción fueron los de ingresos medianos bajos; en este sentido, América fue la región más afectada, con una pérdida del 12.1 por ciento.

El análisis del Observatorio de la OIT, La Covid-19 y el mundo del trabajo. Sexta edición”, señaló que la previsión para el cuarto trimestre es desfavorable, pues se prevé que la pérdida de horas de trabajo será del 8.6 por ciento a escala mundial, es decir 245 millones de empleos de tiempo completo.

Y apuntó que “el 94 por ciento de los trabajadores residen en países en los que se sigue aplicando algún tipo de restricción que afecta a los lugares de trabajo, y el 32 por ciento en países en los que se ha establecido el cierre de todos los lugares de trabajo, salvo los esenciales”.