Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador revisará los antecedentes de los altos funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ligados al Partido Revolucionario Institucional y al Partido Acción, cuyos nexos fueron revelados por Contralínea.

“Ahora en el caso de la Conagua –por eso es buena esta rueda de prensa, tiene muchas virtudes: nos ayuda mucho este diálogo porque aquí me entero de cosas, ustedes me ayudan porque son mirones profesionales, y esto no está en las columnas, está en los reportajes– me ayudó un reportaje que hizo una revista: Contralínea, donde se hace un repaso de quiénes están laborando. No quiero prejuzgar, pero sí me llamó la atención que hay personas con malos antecedentes, entonces vamos a investigar y muy pronto se va a saber”, dijo el primer mandatario.

En efecto, el reportaje de la reportera Érika Ramírez Grupos de poder del calderonismo y peñismo controlan Conagua documentó que “excolaboradores de los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto en los más altos cargos de la Conagua, entre quienes se encuentran principalmente Eduardo Seldner Ávila, subdirector general de Administración; Víctor Hugo Alcocer Yamanaka, subdirector general de Infraestructura y Gestión Hidroagrícola; Alfredo Ranulfo Ocón Gutierrez, subdirector general Técnico; Jorge Eugenio Barrios Ordoñez, subdirector general de Administración del Agua; Reynaldo Barbarín Rodríguez, secretario particular de la directora general de Conagua; Aidé Flores Elizondo, gerente de Recursos Materiales; Víctor Bourguett Ortiz, director general del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México”.

Al respecto, el presidente dijo que se actuará como en el caso de los colaboradores cercanos a Genaro García Luna, quienes ya fueron separados de sus cargos.

“No queremos tener malos funcionarios, quienes vengan con malos antecedentes no queremos que trabajen en el gobierno. Qué pasa, que es muy grande el gobierno, por eso cuesta moverlo y por eso hablo del elefante reumático y mañoso que además nos lo dejaron postrado, echado, ya lo paramos pero falta que camine con prisa. Es muy grande el gobierno y pues yo tengo, aunque estoy todos los días pendiente porque no me gusta delegar, hay cosas que son estratégicas de las que tengo que estar pendiente, hay servidores públicos que ni los veo, que me dan confianza y me aligeran la carga pero no es todo así y tengo que andar pendiente. Es muy grande el gobierno y se introduce gente con malos antecedentes, entonces nos vamos enterando. Van a decir cuánto tiempo y hasta ahora lo saben pero es que el gobierno es muy grande”.