Autor:

Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que en la pasada administración, Petróleos Mexicanos (Pemex) compró una planta de fertilizantes a un sobre precio de más de 200 millones de dólares.

“Era una planta parada, inactiva, chatarra, llevaba 16 años sin actividad”, comentó durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador expuso que para hacer esta adquisición, “se hizo un avalúo a modo” y esto está en la misma denuncia que hace Emilio Lozoya, exdirector de Pemex.

“Se tiene que reparar el daño”, precisó, aunque ellos [Altos Hornos] digan que no.

Puntualizó que la postura del gobierno federal es contundente: “no hay ningún trato mientras no devuelvan el dinero que recibieron de más por esta planta de fertilizantes”.