Autor:

En México ocurren 5.3 suicidios por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con Diana Tejadilla Orozco, directora de Normatividad y Coordinación Institucional del Secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental.

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la especialista señaló que el hecho de que esa tasa sea baja en comparación con la de otros países, “no es una razón para no preocuparnos, ya que en el momento en el que una persona atenta contra su vida quiere decir que estuvo sufriendo. Tuvo un componente físico, mental y social”.

También destacó que la tasa incrementa a 9.4 en la población joven entre 20 y 24 años. Asimismo, que los hombres son los que atentan contra su vida con mayor frecuencia, por lo que es una población en riesgo.

Además, mencionó que es un problema de salud pública que se incrementa año con año, desde 2008, pero se puede prevenir.

La doctora Diana Tejadilla dijo que para prevenirlo y realizar acciones en el marco de salud pública es necesario realizar vigilancia, la cual se realiza a través de la información que cada año proporciona el Instituto Nacional de Estadística y Geografía “para tomar decisiones de forma rápida”.

El segundo componente es determinar factores biopsicosociales; es decir, identificar cuáles fueron las causas e instrumentar acciones para prevenirlas. El tercer componente es generar estrategias eficaces. En este sentido, la especialista subrayó la importancia de que se haga de manera coordinada y vinculada entre todas las esferas de la sociedad.

El último componente es el diseño de programas y políticas públicas eficaces, para ejecutarlas posteriormente.