Autor:

Con el propósito de hacer que los delitos de corrupción no prescriban, el senador Salomón Jara Cruz –del partido Morena– presentó dos proyectos para reformar los artículos 109 y 114 de la Constitución Política y que adiciona el artículo 224 Bis al Código Penal Federal en ese sentido.

De acuerdo con el artículo 101 del Código Penal Federal, los delitos relacionados con corrupción (tráfico de influencias, cohecho, peculado, enriquecimiento ilícito, ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad…) tienen una caducidad de 4 a 8 años. Pasado este tiempo, ya no pueden ser investigados, señaló un comunicado del Senado de la República.

Por ello, se busca que los delitos sean sancionados sin importar el tiempo en el que se cometieron. Al respecto, el senador consideró que “la eliminación del límite temporal constituye un instrumento que, sumado a una efectiva aplicación de la ley, puede convertirse en una herramienta sumamente útil contra el principal cáncer de nuestro país”.

Con las reformas presentadas se combatiría la impunidad del “negocio” que representa el 10 por ciento del producto interno del país. El senador aclaró que se trata de “dejar atrás la larga noche de impunidad y avanzar hacia una nueva etapa en la que quien cometa un acto de corrupción, sea quien sea, tenga la certeza de que enfrentará a la justicia y no será tolerado, encubierto o perdonado”: no habría impunidad a los responsables.