Autor:

Dos indígenas resultaron heridos luego de que se perpetrara un nuevo ataque con armas de fuego en el municipio de Aldama, Chiapas. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) denunció que estas acciones de violencia fueron “realizadas por el grupo civil armado de corte paramilitar procedente de Santa Martha, Chenalhó”.

Al respecto, el Frayba explicó que recibió información urgente y grave por parte de la población de Aldama que indica que “hoy 4 de septiembre se intensificaron las agresiones por parte del grupo civil armado de corte paramilitar de Chenalhó, lo que llevó a que Juan Pérez Gutiérrez, de 27 años de edad; y Mario Pérez Gutiérrez, de 22 años, pertenecientes al pueblo Maya Tsotsil de la comunidad de San Pedro Cotzilnam, municipio de Aldama, resultaran heridos con armas de fuego”.

Agregó que según los testimonios, “los disparos fueron realizados aproximadamente a las 10:45 horas desde el lugar conocido como T’elemax, cerca de salón Santa Martha, Chenalhó”.

Aunado a ello, desde Ch’ayomte’ Aldama, reportaron hoy disparos provenientes del punto conocido como Tijera Caridad, Chenalhó”.

El Frayba advirtió en un comunicado que las autoridades municipales de Aldama reconocieron “que a pesar de los acuerdos firmados con los tres niveles de gobierno, los grupos armados de Chenalhó continúan atacando a comunidades de Aldama; y que los agentes de seguridad pública se retiraron”.

Para la organización, “los últimos actos armados que ponen en riesgo la vida y seguridad de la población se realizan en el contexto de la firma de los Acuerdos de Solución Amistosa respecto al Caso 12.790, Manuel Santis Culebra y Otros entre el Estado mexicano y un grupo de sobrevivientes de la masacre de Acteal. El gobierno continúa dando mensajes contradictorios y de impunidad que alientan la violencia en Los Altos de Chiapas”.

El Frayba consideró que “esta situación crea un ambiente de terror a la población de 13 comunidades ubicadas en los límites de Aldama y Chenalhó. Insistimos que con la contingencia nacional por la Covid-19, aumenta el riesgo en el que se encuentran en su mayoría mujeres, niñas, niños y personas mayores en situación de alta vulnerabilidad”.

Por ello, urgió “al Estado mexicano para que accione las medidas de seguridad y precautorias para evitar hechos que sean de difícil reparación, como el derecho a la vida, seguridad e integridad personal y el escalamiento del desplazamiento forzado.

Asimismo, que “investigue de manera pronta y adecuada, así como sancione, desarme y desarticule a los grupos civiles armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas”.

Finalmente llamó a la sociedad civil nacional a internacional a solidarizarse y firmar la acción urgente en www.frayba.org.mx. O a enviar cartas a las autoridades responsables, empezando por el presidente Andrés Manuel López Obrador.